Manteniendo lo más importante siendo lo más importante

I de Corintios 15:1-9

Es importante que el evangelio sea predicado constantemente.

En las epístolas de S. Pablo a los Corintios, vemos que algunos entendieron el evangelio y otros no. Unos son seguidores de hombres (Pablo, Cefas, etc) y Pablo escribe estas cartas para aclarar conceptos.

En I Corintios 15 se nos habla de la responsabilidad de la iglesia en el mundo. Estas responsabilidades son:

1.- Declarar el evangelio constantemente.– Para eso el contenido tiene que ser predicable “El evangelio que os he predicado”

2.- Que el evangelio sea comunicable.

3.- Que las enseñanzas sean fundamentales. No despistarse con temas secundarios.

4.- Presentar el evangelio con pasión.

5.- Hay que decidir que es prioridad. (Versículo 3)

6.- Hay que predicarlo en persona. “Os he enseñado”

7.- La iglesia tiene autoridad para predicarlo.

8.- Definamos el evangelio correctamente.- Para no enseñar herejias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad