Las naves se rompieron

“Asi reinó Josafat sobre Judá; de treinta y cinco años era cuando comenzó a reinar, y reinó veinticinco años en Jerusalén. El nombre de su madre fue Azuba, hija de Silhi. Y anduvo en el camino de Asa su padre sin apartarse de él, haciendo lo recto ante los ojos de Dios. Con todo eso, los lugares altos no fueron quitados; pues el pueblo aún no había enderezado su corazón al Dios de sus padres. Los demás hechos de Josafat, primeros y postreros, he aquí están escritos en las palabras de Jehú hijo de Hanani, del cual se hace mención en el libro de los reyes de Israel. Pasadas estas cosas, Josafat, rey de Judá trabó amistad con Ocozias rey de Israel, el cual era dado a la impiedad, e hizo con él compañía para construir naves que fuesen a Tarsis; y construyeron las naves en Ezión-geber. Entonces Eliezer hijo de Dodava, de Maresa, profetizó contra Josafat, diciendo: Por cuanto has hecho compañía con Ocozías, Dios destruirá tus obras. Y las naves se rompieron, y no pudieron ir a Tarsis.” (II Cronicas20:31-37)

 

Todos tenemos planes. Todos queremos construir naves para ir a Tarsis. Puede ser la nave de un negócio, puede ser la nave de un matrimonio, puede ser la nave de unos estudios, puede ser la nave del ministerio.
– Todos tenemos planes maravillosos, ideas sublimes que pueden hundirsesi no se toman las precauciones adecuadas.
– En este pasaje aparecen tres personajes: Josafat, Ocozias y Eliezer. Y lo más interesantes es que los tres forman parte del pueblo de Dios.

a) Josafat es el cristiano ha hace cosas bien, pero no se preocupa ni de dejar que Dios le hable, ni entiende principios espirituales. Todo el mundo es bueno, con cualquiera puedo aliarme.

b) Ocozias es el cristiano que viene a los cultos pero su corazón está en el mundo. Es un pecador que viene a la iglesia. Es alguien que rechaza a Dios, pero tiene intereses dentro de la iglesia. por eso viene a la iglesia, quiere mandar sus naves a Tarsis. Anda buscando algo que no tiene nada que ver con Dios.

c) Eliezer es el cristiano molesto, que siempre da la lata diciendote lo que no debes hacer, es un pepito grillo. Es el cristiano que los carnales quieren tener bien lejos, pero es la voz de Dios, es aquel al que no le importa quedar mal por agradar a Dios. Es una especie en peligro de extinción, que nosotros los de Greenpeace del espíritu, peleamos para que su habitat no continue siendo degrandado y pueda recuperarse para la posteridad.

En este pasaje vemos algunos consejos interesantes si no quieres que tus naves se rompan

1) Parte de un buen puerto.- (V.36) El puerto que escogieron para salir es el de Ezión-geber. Era un puerto con tradición, ya Salomón lo utilizó con anterioridad “Hizo también el rey Salomón naves en Ezión-geber…” “…Y envió en ellas a sus siervos, marineros y diestros en el mar” ( I Reyes 9:26-27). Las naves construidas en este puerto, habían sido naves de éxito. Parte del puerto más sólido, parte de la palabra de Dios, cualquier otro puerto te va a dar problemas. Establece tu campamento base en Dios.

2) Partir desde la madurez.- (V.31) Tenía 35 años cuando comenzó a reinar. Según leí hace poco en un artículo de un psicólogo, la madurez total de la personalidad se consigue a los 35 años.

No estoy diciendo con esto que tienes que esperar a tener 35 años para hacer algo, pero si que debes iniciar empresas, tus naves deben partir desde principios de madurez espiritual. Las niñerías, los pataleos si no consigo lo que quiero, los desánimos que nos llevan a dejarlo todo, nunca van a ser buenos compañeros de tus naves.

3) Hacer lo recto delante de Dios.- (V.32) Josafat, trató de obedecer a Dios lo mejor que pudo “haciendo lo recto delante de Dios”. Si haces lo recto delante de Dios, si tienes una vida que desea agradar a Dios, también estás en condiciones de partir con tus naves. Tus naves no van a romperse. llegarán a Tarsis.

4) Enseñar a otros a entender lo de Dios.- (V.33) en esto Josafat falló. El llevó una vida recta, pero no le importó que otros no lo hicieran. Líderes, discipuladores, no miren para otro lado, han de enseñar al pueblo a no sacrificar ni quemar incienso en los lugares altos. Siempre con amor, pero un amor comprometido, no ames tanto al niño que por no herirlo emocionalmente le dejas meter los dedos en un enchufe de alta tensión.
Tus naves se romperán si tratas tanto de agradar a la gente que te olvidas de darle lo mejor a la gente. No le des a la gente lo que quiera, dale lo que necesita.

5) Cuida tus amistades.- (V.35) “trabó amistad con Ocozias rey de Israel, el cual era dado a la impiedad”. En el diccionario dice que trabar es “unir una cosa con otra para obtener mayor resistencia.” Eso fue lo que intentó Josafat. Uno busca resistencia a través de la amistad, cuando uno se siente debil busca al amigo que le fortalezca, que le haga resistente. Si el fuego se traba amistad con el agua y se unen el fuego se apagará, si el desanimado traba amistad con el alcohol para soportar el desánimo, acabará arruinando su vida y la de la gente que le rodea, si trabas amistad con gente impia tus naves se romperán, nunca conseguiras llegar a Tarsis.

6) Cuida tus alianzas.- (V.36). “no os unais en yugo desigual con los incrédulos” (II Corintios 6:14).Dios no va a apoyar tus empresas si te alias a impios. Tus naves se romperán.
Esta historia de Josafat es la historia de “un buena gente” sin visión, sin discernimiento. Aceptaba a cualquiera. Tenemos que discernir con quien estamos. Hay gente que son enviadas por el diablo para destruirnos, tienes que discernir con quien estás. La vida de álguien es el mejor escaparate de lo que es. Las palabras pueden ser bellas pero su vida muestra la realidad. No importa si viene a la iglesia, ni si lee la Biblia. Si tiene una vida arruinada, busca el pecar, te incita a hacer lo que desagrada a Dios, esa persona es buena para que ores por ella, pero no para que te alies con ella.
Malas alianzas producen
:a) palabras de reprensión de parte de Dios (Dios mandó al profeta Eliezer) b) fracasos en empresas (las naves se rompieron) c) planes arruinados (No pudieron ir a Tarsis).

7) Aprende de tus errores.- En el pasaje paralelo (I Reyes 22:41-50) y en el V.49 leemos ” Entonces Ocozías hijo de Acab dijo a Josafat; vayan mis siervos con los tuyos en las naves. Más Josafat no quiso”. Aprendió la lección. Le costó duro, pero cuando ya se regresaban a sus casas desde el puerto de Ezión-geber, ya no quiso continuar con Ocozias. Si hubiese aceptado, tal vez se hubiesen roto esas naves y ni a su casa pudiera haber llegado.
El que tus naves se rompan hoy no quiere decir que mañana no zarpen, aprende las lecciones y entiende que Dios quiere bendecirte, pero que El no te va a bendecir de cualquier manera. Obedece a Dios y mira a Dios actuar, desobedece a Dios y llora luego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad