Requisitos para tener un encuentro con Dios

“Y dijo: Déjame, porque reya el alba. Y Jacob le respondió: No te dejaré, si no me bendices” (versículo 26)

Génesis 32 entero

La vida de Jacob fue un desastre, es una de las vidas más calamitosas de toda la Biblia, al menos siendo siervo de Dios. Se aprovecha del hambre de su hermano y se queda con la primogenitura, engaña a su padre abusando de su ceguera, el hermano quiere matarlo, huye de su casa, Laban le engaña, tiene que huir de casa de Laban porque si bien Dios le bendice economicamente, fue a costa de su suegro y esto le molesta.

– En estos momentos nos encontramos cuando decide volver a la casa de su padre, lugar donde vive el hermano que prometió matarlo.

– En todo este pasaje vemos como a pesar de todo tiene un encuentro con Dios, y vemos que requisitos hace falta para tener este encuentro:

1) Se movió.- “Jacob siguió su camino” (V.1) Cuando se regresa por el camino se le aparecen ángeles. Jacob tiene un encuentro con Dios mientras camina. Lo tuvo en Betel (caminando) y lo tiene ahora. Cuando no te mueves, te estancas, y cuando te estancas retrocedes.Muévete en Dios.

“Y llamó el nombre de aquel lugar Mahanaim” (V.2). Mahanaim significa “dos campamentos”. El de Jacob y el de Dios al lado. El campamento de Dios está al lado de tu campamento.

“Y envió Jacob mensajeros delante de sí a Esaú” (V.3-7). Trata de aplacar la ira de su hermano, pero para sorpresa suya estos mensajeros le dicen que su hermano viene hacia él con 400 hombres y Jacob tiene miedo“entonces Jacob tuvo un gran temor” (V.7)

“Y Distribuyó el pueblo que tenía consigo en dos campamentos” (V.7-8). Se le olvidó del campamento de Dios. Dios ya había hecho dos campamentos, pero el hace ahora dos campamentos. Se le olvida que Dios estaba para protegerlo.

2) Oró.- “Y dijo Jacob: Dios de mi padre Abraham…” (V.9-12) Es aquí donde comienza el encuentro con Dios. Dios se va a manifestar si le buscas en oración.

“Y tomó de lo que tenía a la mano un presente para su hermano Esaú” (V.13-20). Le manda regalos. Prueba a mandarle regalos a la gente, verás que lindo. A todos nos gusta que nos manden regalos, hazle regalos a tus hermanos en la fe, a tu familia, a tus compañeros de trabajo, a tus vecinos…

“Y se levantó de noche… y pasó el vado de Jaboc” (V.22) Un vado es un lugar de un rio por donde puede cruzarse a pie. Moisés abrió el mar Rojo,Josué abrió el Jordán, Jacob busca un vado para pasarlo a pie. Jacob no sabe moverse en fe, sus mañas le han robado la capacidad de moverse en fe. Así había aprendido a actuar en su familia (Rebeca le dió a su abuelo Abraham a Agar, y su madre colaboró en el engaño a su padre) cuidado con lo que hacemos, nuestros hijos van a heredarlo.

3) Se quedó solo.- “Así se quedó Jacob solo” (V.24) Pone a salvo a su familia y él se queda solo. Hay cosas que hemos de hacer solos, batallas que hemos de pelear solos. Jacob se había llevado toda la vida dando vueltas, y solo había tenido un momento glorioso en Betel, un encuentro con Dios que le marcó, un momento con Dios que en situaciones de angustia le hace replantearse toda su vida. El día que tuviste ese toque de Dios va a perseguirte el resto de tu vida.

4) Pelea.- “Y luchó con él un varón” (V.24) ¿Donde estaba ese varón? ¿Porque pelea? No se nos da datos en este pasaje. Todo lo que rodea a este varón es enigmático. Solo se nos narra la pelea porque:

a.- Hay cosas que hay que pelearlas, no vienen sin pelea (caracter, etc) b.- Hay cosas que tienes que pelear solo, nadie puede pelearlas por ti c.- Hay cosas que tienes que pelear toda la noche, no basta con un rato d.- Los que pelean son los que reciben de Dios.

– Esto es una lucha espiritual. Lo material, la victoria en el encuentro con su hermano, tuvo que pelearlo antes. Todo lo espiritual tiene repercusiones físicas.

5) Persistencia.- “Y dijo: déjame porque raya el alba” (V.25) Toda la noche y no había ningún vencedor. El varón podía haber vencido antes, porque cuando quiso le dejó cojo, pero la persistencia de Jacob le asombra. No te rindas, no desistas. Si no lo logras a la primera intenta la segunda, y si no la tercera.

6) Determinación.- “Y Jacob le respondió: No te dejaré si no me bendices” (V.26) A pesar de la cojera continúa agarrado al varón. La pelea era por la bendición y aún no la había recibido. Dicho de otra forma“Bendición vine a buscar y sin ella no me iré”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad