La didáctica de Jesús

“Después de esto, Jesús fue al otro lado del mar de Galilea, el de Tiberias….Entonces subi´a un monte, y se sentó allí con sus discípulos…Cuando alzó Jesús los ojos, y vio que había venido a é gran multitud, dijo a Felipe: ¿De dónde compraremos pan para que coman ëstos?Pero esto decía para probarle; porque él sabía lo que había de hacer…Uno de sus discípulo, Andrés, hermano de Simón Pedro, le dijo: Aquí está un muchacho, que tiene cinco panes de cebada y dos pececillos; mas ¿que es esto para tantos? Entonces dijo: Haced recostar a la gente…Y cuando se hubieron saciado, dijo a sus discípulos: Recoged los pedazos que sobraron, para que no se pierda nada” (Juan 6:1-15)

 

-El Señor siempre trata de enseñarnos cosas porque el hombre actua en base a lo que sabe. -Dios siempre ha enseñado a su pueblo, la revelación produce acción. Dios está buscando gente que reacciona cuando recibe revelación de Dios. Hay gente que tiene arteriosclerosis en el espíritu, le llevan toda la vida recibiendo de Dios, y no actuan. Mejor saber poco y obedecerlo que saber mucho y no hacer nada.

– La revelación de Dios siempre apunta a la acción, y la información mental a la inactividad. Nuestro Dios quiere formarnos no informarnos. Toda la revelación de Dios apunta a tu formación.

– Para informarnos están los noticieros, y los colegios. Dios se planteó formar un equipo, una iglesia, un ejército, una familia que logre para él lo que tiene en su corazón desde el principio de la creación: Que el hombre pudiera vivir feliz, gozoso y en victoria.

– En este pasaje aprendemos muchas cosas del método didáctico del Señor. Es decir de la forma que tenía el Señor de dar revelación y de formar a sus discípulos.

1) Jesús hacía que sus discípulos se esforzaran.- “Entonces Jesús subió a un monte” (v.3) Jesús subía a los montes. Solo los que se esforzaban podían ir a su ritmo y llegar a los niveles que él quería que llegara. No esperes revelación ni formación de Dios sin esfuerzo. Moises subió al monte para recibir las tablas que cambiarían el mundo, y Jesús te va a hacer subir al monte para darte revelación. Los que no se esfuerzan no van a recibir la revelación de Dios. Los que nunca tienen tiempo para hacer lo de Dios no van a recibir revelación de Dios.

2) Jesús probaba a sus discípulos.- “Pero esto hacía para probarle” (V.5-6) EL va a probarte. El va a hacerte preguntas, va a ponerte en situaciones complicadas y te va a preguntar para ver como respondes. El te va a enseñar y luego te va a poner un examen. Líderes, prueben a la gente, discipuladores, prueben a sus discípulos, pídanle que vengan a reuniones en momentos difíciles, vean su disponibilidad, su entrega, hasta donde están dispuestos a ir y sabrán quien tienes delante, te darás cuenta que muchos “grandes líderes hacedor de grandes maravillas” que tienes delante, no es mas que un “charlatan de boca grande y cuentos muchos.”

– El método de probar, el examen, es usado por el Señor continuamente. A Pedro le preguntó tres veces si le amaba, a Pablo le preguntó porque le perseguía, etc…

– Los pastores que aprenden de su Señor, le piden cosas a sus discípulos para ver hasta donde están dispuestos a llegar, y de esta manera saben quien tienen delante y además le muestran a los discípulos la realidad de su vida. Hay quienes de verdad piensan que hacen mucho cuando hacen poco, y de esta manera se quitan la venda de sus ojos.

3) Jesús aceptaba el aporte de otros.- Acepta lo que te aporten los demás. El podría haber creado comida de la nada, pero aceptó la sugerencia de Andrés. Para enseñar tienes que valorar lo que aportan los enseñados.

Si tú lo sabes todo, y rechazas lo de los demás, solo lo tuyo vale, entonces creas distanciamiento entre tú y tu discípulo y se produce una dificultan en la enseñanza. El discípulo va a rechazarte a ti y lo que tu le vayas a enseñar. Tu eres el mejor libro de texto.

4) Jesús buscaba la posición más cómoda para recibir la enseñanza.- “haced recostad” (v.10). El Señor buscaba la mejor posición para que la enseñanza fuera efectiva. el iba a multiplicar el pan y los peces y quería que todos lo vieran. Busca los mejores lugares y lasmejores formas en las que el discípulo aprenda lo máximo. Tal vez tengas que ir a su casa, tal vez buscar horas en que los niños duerman, tal vez adaptarte al horario del discípulo.

5) Para Jesús, aún lo natural es motivo de enseñanza.- “recoged los pedazos que sobraron, para que no se pierda nada” (v.12) El Señor quería enseñar un principio de mayordomía importantísimo: La bendición no debe desperdiciarse.

– El multiplicará los panes y los peces, todos comeran hasta saciarse, hasta que no les quepa más, pero lo que sobró no debe perderse, todo ha de recogerse. No tiremos lo que sobra, en el reino de Dios no sobra nada, todo es válido. Si la iglesia crece, no por eso hemos de dejar a algunas personas, hemos de ir por todos, y recoger cada pedazo.

– En la iglesia tenemos, agua, aire acondicionado, luz, y todo lo que nos haga falta, gastamos lo que necesitemos para que los hermanos reciban la bendición a gusto, y bien, pero no tiremos nada, después de usar el baño esforzarse en bajar el tirador de la cisterna para que no se quede cogida y se desperdicie agua, mirar al dejar de usar algún aparato eléctrico que quede apagado para que no gaste más energia de la cuenta, etc…

– Dios no quiere que se pierda nada, al comprar mira antes para no gastar más , no tires nada. – Dios no quiere que se pierda nada, en la iglesia tenemos que proponernos no perder nada. -Tu tienes que luchar para que no se pierda la revelación de Dios en tu vida. Hay que luchar para que la gente a la que discipulamos no se pierda. La gente que viene nueva han de ser discipulados pronte para que no se pierdan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad