Sepulcro junto al Gólgota

 

Después de todo esto, José de Arimatea, que era discípulo de Jesús, pero secretamente por miedo de los judíos, rogó a Pilato que le permitiese llevarse el cuerpo de Jesús; y Pilato se lo concedió. Entonces vino, y se llevó el cuerpo de Jesús. 39. También Nicodemo, el que antes había visitado a Jesús de noche, vino trayendo un compuesto de mirra y de áloes, como cien libras . 40. Tomaron, pues, el cuerpo de Jesús, y lo envolvieron en lienzos con especias aromáticas, según es costumbre sepultar entre los judíos. 41. Y en el lugar donde había sido crucificado, había un huerto, y en el huerto un sepulcro nuevo, en el cual aún no había sido puesto ninguno. 42. Allí, pues, por causa de la preparación de la pascua de los judíos, y porque aquel sepulcro estaba cerca, pusieron a Jesús” (Juan 19:38-42)

 

Jesús acaba de morir en la cruz, aún su cuerpo está caliente y la sangre y el agua salen del costado atravesado por la lanza.

 

1.- Era día de reposo.- “Allí, pues, por causa de la preparación de la pascua de los judíos, y porque aquel sepulcro estaba cerca, pusieron a Jesús” (V.42)

Había que celebrar la Pascua, y en este tiempo no se podía hacer absolutamente nada.

Todo se paralizaba en Israel, los trabajos dejaban de hacerse, era día de reposo.

La mentalidad judía en esto es muy estricta.

(Ejemplo de los ascensores en el hotel)

 

Tal vez ellos se excedan, pero tal vez nosotros no lleguemos

Los cristianos debemos meditar un poco más sobre cómo debemos guardar el día de reposo.

Tal vez no hemos entendido en su totalidad que forma parte de los 10 mandamientos.

 

Cuando en Israel se convocaba a una fiesta (Pascua, día de la expiación, tabernáculos, etc.) todo el mundo acudía.

En la iglesia a veces eso depende de otras circunstancias ajenas al amor a Dios como pueden ser el futbol, las compras, las playas, etc.

 

2.- José de Arimatea.- El cuerpo roto por nuestros pecados no tiene donde ser enterrado y José de Arimatea se lo pide a Pilatos.

José era rico, y era discípulo de Jesús, aunque nadie lo sabía.

 

a.- Todo estaba preparado para que se cumpliese la escritura.-  Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte” (Isaías 53:9)

b.- La riqueza y la posición social taparon su boca.- Era discípulo en secreto.- En aquel tiempo era posible, pero después de hechos 2 y venida del Espíritu Santo en Pentecostés, ya eso no es posible.

En pentecostés los que antes se habían escondido salían a las calles a predicar el evangelio.

c.- Dejó de ser discípulo en secreto.- Pero a José le llegó el momento de dejar de ser secreto antes del hechos 2.

Su amor al Señor le hace ir a Pilatos y dejar de ser secreto.

Esto destrozó su reputación, y todos los judíos se enteraron de que era discípulo de Jesús.

Si no estás dispuesto a destrozar tu reputación no vas a lograr nada para el reino de Dios.

¿De donde tomo esa fuerza? De dentro, el reino de Dios está dentro de vosotros.

 

3.- Nicodemo.- Lleva mirra y aloes.

Sorprendentemente 100 libras son entre 50 y 30 Kilos, sea como fuera eran muchos productos.

Lienzos untados con al menos 30 Kg de ungüentos envolvieron a Jesús de cabeza a pies.

Si esto se le hubiese hecho a una persona viva se hubiese asfixiado, sin necesidad de azotes ni de crucifixión.

 

a.- No creía en la resurrección de Jesús.- Si hubiese creído no habría intentado embalsamarlo.

b.- No había aprendido.- casi nada desde su conversación con Jesús en Juan 3.

En aquella conversación Jesús le dijo: “¿Eres tu maestro en Israel y no sabes esto?” (Juan 3:10)

En la actualidad seguía sin enterarse de nada.

Nicodemo  seguía a Jesús, le oía predicar, le preguntaba pero no se enteraba de las cosas.

“Nunca perdió más tiempo el águila que cuando escuchó los consejos del cuervo” (Willian Blake)

 

 

4.- En el lugar donde había sido crucificado.- Jesús fue crucificado fuera de la ciudad.

Tanto las tumbas como los huertos estaban fuera de las ciudades.

La gente salía todas las mañanas por las puertas de las murallas a trabajar en las huertas, y también enterraban a sus muertos fuera de la ciudad para evitar los olores, y por motivos religiosos, los muertos eran considerados inmundos.

Mateo dice que el sepulcro había sido excavado en la roca.

En aquel huerto había un monte, llamado Gólgota, en el había sido escavado un sepulcro, y en el sepulcro no había nadie.

¿Dónde está este lugar, ¡Nadie lo sabe! Pero da igual, no lo busques en ningún lugar ¡Ha resucitado!

 

5.- Dios lo preparó todo.- El cuerpo de Jesús se quedó en el mismo lugar donde murió, no hubo que trasladarlo, así lo requería el día de reposo.

Los romanos lo llevaron al Gólgota sin saber que eran utilizados por Dios, porque Dios prepara el sitio, un lugar con monte y sepulcro, para que se pudiera respetar la Pascua.

Dios lo preparó todo, hasta el último detalle.

Dios va a preparar todo en tu vida, Él está en control aunque a veces solo veamos la cruz.

 

6.- Aún no había sido puesto ninguno.- Jesús estrenó el sepulcro.

Dios tenía algo nuevo para Jesús aún en su muerte.

Dios tiene cosas nuevas para los que le sirven ya sea en su muerte, en su juventud, o en su ancianidad.

Dios tiene cosas nuevas para nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad