Jesús visita la casa de Zaqueo

 “Habiendo entrado Jesús en Jericó, iba pasando por la ciudad. 2. Y sucedió que un varón llamado Zaqueo, que era jefe de los publicanos, y rico, 3. procuraba ver quién era Jesús; pero no podía a causa de la multitud, pues era pequeño de estatura. 4. Y corriendo delante, subió a un árbol sicómoro para verle; porque había de pasar por allí. 5. Cuando Jesús llegó a aquel lugar, mirando hacia arriba, le vio, y le dijo: Zaqueo, date prisa, desciende, porque hoy es necesario que pose yo en tu casa. 6. Entonces él descendió aprisa, y le recibió gozoso. 7. Al ver esto, todos murmuraban, diciendo que había entrado a posar con un hombre pecador. 8. Entonces Zaqueo, puesto en pie, dijo al Señor: He aquí, Señor, la mitad de mis bienes doy a los pobres; y si en algo he defraudado a alguno, se lo devuelvo cuadruplicado. 9. Jesús le dijo: Hoy ha venido la salvación a esta casa; por cuanto él también es hijo de Abraham. 10. Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido” (Lucas 19:1-10)

 

Esta es la historia de Zaqueo, un judío que decidió trabajar para los romanos cobrando impuestos y haciéndose rico a costa de su gente.

De este pasaje aprendemos muchas cosas:

1.- Jesús viene a visitar a todos.- Jericó, la antigua ciudad tomada por Josué con las trompetas que derribaron sus muros ha sido reconstruida y en la actualidad era un lugar de residencia de gente próspera y adinerada.

Jesús ha estado en lugares de pescadores y agricultores, de gente con pocos recursos, pero ahora viene a la rica Jericó.

2.- Quien es Zaqueo.- (V.2-3) Y sucedió que un varón llamado Zaqueo, que era jefe de los publicanos, y rico, 3. procuraba ver quién era Jesús; pero no podía a causa de la multitud, pues era pequeño de estatura.

Era el jefe de los publicanos, un hombre rico, pero vacío y despreciado por aquella gente que le veía cobrar más de la cuenta en su trabajo. Era un abusador de su posición.

Este hombre oye sobre la venida de Jesús a Jericó y va a verlo.

Su corta estatura le impide ver al Señor, y zaqueo que siempre había sido pequeño, el más pequeño de los hermanos, el más pequeño de la escuela, tiene que subirse a un árbol para ver al Señor.

-Bajo pero con recursos.- Las limitaciones físicas no le impedía a moverse como una persona que lograba sus metas, sus limitaciones no le impedían conseguir sus logros.

– Las limitaciones pueden ser un acicate en nuestras vidas.- Pueden ayudarnos y no impedirnos. Nos pueden ayudar a que peleemos más por las cosas de lo que hacen otros, y que acabemos logrando lo que otros ni intentan. Las limitaciones nos pueden dar la persistencia y esfuerzo que otros no tienen.

– No nos inutilicemos con nuestras limitaciones.- “Cuando la zorra cae en el cepo, echa la culpa al cepo” El león sabe que el podría haber evitado el cepo y aprende a reconocer cepos entre la maleza y las rocas. No busques escusas en tus limitaciones.

– Busca recursos que solventen tus limitaciones.- No tenía altura, pero había árboles.

Siempre hay recursos para los que quieren lograr las cosas.

La imaginación y los recursos se van a dar la mano si decides lograr cosas para Dios.

Los que solo ven impedimentos es porque el impedimento está dentro de ellos, en sus mentes, en su incredulidad. “Con Dios haremos proezas”

Dios ha puesto en ti todas las habilidades para triunfar y conquistar, por favor, no las ocultes debajo de tontas escusas.

Un bajo que quiere ver a Jesús se convierte en un gigante.

Hay un gigante dentro de ti que Dios quiere que tú saques.

No crea lo que ve en el espejo, crea lo que Dios dice de usted en la su bendita palabra.

3.- Jesús te va a mirar.- (V.5) Cuando Jesús llegó a aquel lugar, mirando hacia arriba, le vio,

Jesús va a poner sus ojos en ti, si tu pones tus ojos en Él.

Dios mira a los que le miran. Los que le buscan le hayan.

No escatimes esfuerzos en mirar a Jesús, Él va a alzar su mirada para mirarte.

4.-Jesús le dijo.-“Zaqueo, date prisa, desciende, porque hoy es necesario que pose yo en tu casa”

a.- Zaqueo.- Dios te conoce por tu nombre, Él se preocupa por ti.

b.- Date prisa.- No pierdas el tiempo, hoy es el momento de hacer las cosas para Dios. “date prisa” los tiempos son cortos.

Jesús está dispuesto, date prisa y prepárate tú.

c.- Desciende del árbol.- De cualquier árbol en el que estés subido, el de la riqueza, el del orgullo, de la posición social.

Dios quiere que desciendas, los caminos de Dios hacía arriba son hacia abajo.

Dios no atiende a la gente mientras están sobre sus árboles, el quiere que desciendan.

Descender es reconocer tu estado, porque cuando estás con Jesús tu estado pasa a segundo plano, ya que lo más importante es que Jesús está contigo.

d.- Es necesario.- El dinero llena los bolsillos pero no llena el hogar, el orgullo te hace ir con la cabeza alta en la calle, pero en la casa produce tensión entre los familiares.

Es necesario que Jesús llegue a tu vida y lo llene todo.

e.- Que pose.- Que pose, no que pase. Jesús viene para quedarse y establecerse a vivir en tu hogar.

Él viene a tomar el gobierno de tu casa, Jesús no es un invitado es el que manda en el hogar.

5.- Cuando Jesús entra, todo cambia.-

“le recibió gozoso” El que tenía el placer de contar monedas, ahora tiene el gozo de tener a Jesús en su hogar.

“Puesto en pie”.- Cuando Jesús llega, los defectos ya no nos afectan.

Podemos levantarnos aunque seamos bajos, da igual lo que otros miren, la bendición de tener a Jesús es mayor que nuestros complejos.

Su vida cambió.- “la mitad de mis bienes doy a los pobres; y si en algo he defraudado a alguno, se lo devuelvo cuadruplicado” (V.8)

El que está apegado al dinero, al pecado, ahora le cuesta poco o nada dejarlo, porque Jesús está en su casa.

(El hermano que dejó de fumar sin darse cuenta)

6.- Jesús viene a buscar lo que otros desechan.- “Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido” V. 10. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad