La fidelidad

 

Pregunta que me hicieron: “¿Cómo es la iglesia que a usted le gustaría tener?”: la contestación fue una iglesia de hermanos fieles.

Buscar la fidelidad en el ser humano no es tarea fácil.

La gente se ha acostumbrado a ser fieles solo a ellos mismos.

Es corriente que alguien nos prometa algo y cuando llega el momento de que hagan lo prometido te digan cosas tales como: “Si, te lo dije, pero las cosas han cambiado”, “Es que ahora no puedo”.

Dios se buscó un pueblo fiel, pero la realidad es que Israel fue continuamente infiel a Dios con otros dioses y con el pecado. Por esto Israel fue desechado.

Han pasado los siglos y aún hoy en día Dios continua buscando gente fieles. Gente que entienda que la fidelidad es algo del corazón y no tiene nada que ver con las circunstancias de la vida.

Veamos algunas enseñanzas sobre la fidelidad en la Biblia:

 

1.- La fidelidad en Moisés.- Y él les dijo: Oíd ahora mis palabras. Cuando haya entre vosotros profeta de Jehová, le apareceré en visión, en sueños hablaré con él. 7. No así a mi siervo Moisés, que es fiel en toda mi casa. 8. Cara a cara hablaré con él, y claramente, y no por figuras; y verá la apariencia de Jehová. ¿Por qué, pues, no tuvisteis temor de hablar contra mi siervo Moisés?” (Números 12:6-8)

Moisés era fiel a Dios y Él le premia con: Tener una comunión diferente al resto de los profetas.

Dios premia la fidelidad con bendiciones. Dios recompensa a los fieles con lo mejor, con tener una comunión con ellos de forma especial.

 

2.- La fidelidad en Rut.- Respondió Rut: No me ruegues que te deje, y me aparte de ti; porque a dondequiera que tú fueres, iré yo, y dondequiera que vivieres, viviré. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios mi Dios. 17 Donde tú murieres, moriré yo, y allí seré sepultada; así me haga Jehová, y aun me añada, que sólo la muerte hará separación entre nosotras dos. 18 Y viendo Noemí que estaba tan resuelta a ir con ella, no dijo más” (Rut 1:8-17)

La fidelidad de Rut es espectacular, ella entendió que tenía que estar junto a Noemí y lo hizo a pesar de las circunstancias.

Era una fidelidad a prueba de muerte de familiares, de problemas financieros, de desastres económicos, y de evidencias de ruina total.

Dios premia su fidelidad y finalmente acaba casándose con Booz, un rico judío de Israel.

Además fue la abuela del rey David, y por tanto antepasada de Jesús.

En la madianita Rut se une la herencia genética de Israel con la de los gentiles.

En la fidelidad de Rut, se encauza el plan de salvación del ser humano.

 

3.- La fidelidad en Samuel.- Y te será por señal esto que acontecerá a tus dos hijos, Ofni y Finees: ambos morirán en un día.35. Y yo me suscitaré un sacerdote fiel, que haga conforme a mi corazón y a mi alma; y yo le edificaré casa firme, y andará delante de mi ungido todos los días” (II Samuel 2:34-35)

Después de Eli, aparecen sus dos hijo, Ofni y Finees que son infieles, y por eso Dios profetiza que va a levantar un sacerdote diferente, de acuerdo a su corazón, que va a ser Samuel.

En la fidelidad de Samuel Dios edificará una casa firme.

Cuando somos fieles andamos en su presencia todos los días y será un canal para llevar la bendición de Dios a otros.

Samuel ungió a David que luego fue el principal rey de Israel, el cual estableció el reino en Jerusalén, la ciudad de Dios, el lugar donde se sacrificaría el Mesías.

4.- Dios busca siervos fieles y prudentes.- “¿Quién es, pues, el siervo fiel y prudente, al cual puso su señor sobre su casa para que les dé el alimento a tiempo?” (Mateo 24:45)

El siervo fiel es puesto por Dios sobre su casa, sobre la iglesia, y ministra a la gente.

La fidelidad del ministerio es recompensada con el respaldo de Dios en el ministerio.

La gente a la que Dios llama pero dejan de ser fieles, pierden la compañía de Dios.

La fidelidad nos premia con el respaldo de Dios sobre nuestras vidas, y la infidelidad con la sequedad espiritual.

 

5.- Fidelidad = Multiplicación.-  “Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor” (Mateo 25:21)

Dios nos pide fidelidad en las cosas pequeñas antes de darnos las cosas grandes.

No se preocupe con ser fiel cuando el anticristo quiera matarle, predíquele el evangelio al vecino.

No espere darle a Dios cuando tenga millones en el banco, Dios recompensa la fe de los que dan cuando no tienen.

Si usted es fiel, Dios le va a dar cosas grandes.

 

6.- Infidelidad = División.- Mas os ruego, hermanos, que os fijéis en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido, y que os apartéis de ellos. 18. Porque tales personas no sirven a nuestro Señor Jesucristo, sino a sus propios vientres, y con suaves palabras y lisonjas engañan los corazones de los ingenuos” (Romanos 16:17-18)

Muchas personas que no son fieles a la iglesia y a los ministerios acaban produciendo divisiones.

La infidelidad cuando se une con el orgullo da a luz la división.

El infiel que divide dice la Biblia que no sirve a Dios, aunque se jacta de hacerlo mejor que nadie.

  • Sirven a sus propios vientres.- Lo suyo, sus deseos, su egoísmo.
  • Son engañadores.- Los que causan división no alimentan, sino que engañan a los ingenuos.

 

7.- La fidelidad en Tíquico.- Para que también vosotros sepáis mis asuntos, y lo que hago, todo os lo hará saber Tíquico, hermano amado y fiel ministro en el Señor” (Efesios  6:21)

Se nos habla de él como un hermano fiel. De aquí aprendemos que:

  • Los fieles son recomendados a otros.- Son la gente que hay que recomendar.
  • Son tus consiervos.- Son la gente que sirven a la par tuya porque edifican y no destruyen.
  • Son amados.- Todo el mundo quiere y ama a la gente fiel. Pero a los infieles, a los chaqueteros, no suelen ser buscados y amados por los demás.

 

8.- La fidelidad en Silvano.- Por conducto de Silvano, a quien tengo por hermano fiel, os he escrito brevemente, amonestándoos, y testificando que ésta es la verdadera gracia de Dios, en la cual estáis” (I Pedro 5:12)

Los fieles son conducto, son instrumentos para transmitir revelación.

La gente fiel son considerados aptos para amonestar. Porque si amonesta el infiel tarde o temprano lo va a utilizar en contra suya.

Se testifica de la gracia.- La fidelidad transmite gracia, el amor de Dios a nuestras vidas.

 

La gente fiel que te rodea en la gracia, va a ser envuelta de la misericordia de Dios.

Dios siempre premia la fidelidad: “El que persevere hasta el fin, éste será salvo” (Marcos 13:13)

Seamos fieles y tendremos recompensa en esta vida y en la venidera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad