Abra pozos

 

Y sembró Isaac en aquella tierra, y cosechó aquel año ciento por uno; y le bendijo Jehová. 13. El varón se enriqueció, y fue prosperado, y se engrandeció hasta hacerse muy poderoso. 14. Y tuvo hato de ovejas, y hato de vacas, y mucha labranza; y los filisteos le tuvieron envidia. 15. Y todos los pozos que habían abierto los criados de Abraham su padre en sus días, los filisteos los habían cegado y llenado de tierra. 16. Entonces dijo Abimelec a Isaac: Apártate de nosotros, porque mucho más poderoso que nosotros te has hecho. 17. E Isaac se fue de allí, y acampó en el valle de Gerar, y habitó allí. 18. Y volvió a abrir Isaac los pozos de agua que habían abierto en los días de Abraham su padre, y que los filisteos habían cegado después de la muerte de Abraham; y los llamó por los nombres que su padre los había llamado. 19. Pero cuando los siervos de Isaac cavaron en el valle, y hallaron allí un pozo de aguas vivas, 20. los pastores de Gerar riñeron con los pastores de Isaac, diciendo: El agua es nuestra. Por eso llamó el nombre del pozo Esek, porque habían altercado con él. 21. Y abrieron otro pozo, y también riñeron sobre él; y llamó su nombre Sitna. 22. Y se apartó de allí, y abrió otro pozo, y no riñeron sobre él; y llamó su nombre Rehobot, y dijo: Porque ahora Jehová nos ha prosperado, y fructificaremos en la tierra. 23. Y de allí subió a Beerseba. 24. Y se le apareció Jehová aquella noche, y le dijo: Yo soy el Dios de Abraham tu padre; no temas, porque yo estoy contigo, y yo bendeciré, y multiplicaré tu descendencia por amor de Abraham mi siervo. 25. Y edificó allí un altar, e invocó el nombre de Jehová, y plantó allí su tienda; y abrieron allí los siervos de Isaac un pozo. (Génesis 26:12-25)

 

Isaac hijo de Abraham se encuentra en un lugar llamado Gerar.

Ha llegado allí porque donde vivía hubo hambre y fue al lugar donde se encontraba Abimelec, Rey filisteo.

Abimelec acoge a Isaac para que esté en aquel lugar entre su pueblo.

Isaac siembra y tiene una gran cosecha, Dios le bendice en esa tierra y dice la biblia que se hace muy poderoso.

Debido a su éxito los filisteos le tienen envidia y secan los pozos de agua que había abierto.

En este pasaje aprendemos varias lecciones:

 

1.- Si quiere tener gran cosecha abra pozos.- Sin agua no hay vida, sin agua no hay cosecha, es necesario que trabajes arduamente cavando en la tierra seca hasta encontrar el agua.

Cuando todo esté seco, no te desanimes, cava hacía lo más profundo abriendo el pozo que te dará el agua que necesitas.

No esperes la lluvia, cava el pozo.

Acércate a Dios, ora, busca la comunión con Él, lee su palabra, cava pozos y tendrás la bendición de Dios.

 

2.- Si es bendecido los filisteos le envidiaran.- Es así, siempre ha sido así, y siempre será.

Los filisteos envidian a los bendecidos de Dios y van a tratar se secar los pozos.

Podían compartir el agua, pero la envidia se olvida de su propio beneficio solo quieren el mal del otro.

“Un rey ante una disputa de dos súbditos que se envidiaban le dijo a uno, quiero bendecirte, y quiero darte algo que me pidas, solo que cualquier cosa que me pidas a tu enemigo le daré el doble.

Tras pensar mucho, el envidioso pidió que le sacaran un ojo”

Los filisteos odian la bendición que Dios te da y van a trabajar para que la pierdas.

No te desanimes si los filisteos vienen a secar tu pozo, eso es lo normal.

No te alteres, la bendición de Dios no es un pozo, es Dios contigo que te va a dar bendiciones aunque ese pozo se ciegue.

 

3.- Abra los pozos de su padre.- Abraham había cavado pozos y los filisteos lo había segado.

A lo largo de la historia hombres de Dios han abierto pozos y hemos de volver a abrir lo que otros conquistaron en el pasado.

No hay revelación nueva, hay revelaciones encubiertas que hemos de destapar.

La tarea del siervo de Dios, de la iglesia del Señor, del cristiano es recuperar aquellas bendiciones que los filisteos han tapado a lo largo de sus años de envidia.

 

4.- Abra el siguiente pozo.- Isaac abre un pozo y se produce un altercado hasta el punto que llama el pozo con el nombre de “Esek” que significa contención, pelea.

El agua del pozo en vez de gozo y alegría produce pelea. Los filisteos querían esa agua y pelean por tenerla.

Isaac no pelea por el pozo, se retira y hace otro pozo.

No pelees por los pozos, Dios tiene mucha agua disponible para ti, tan solo deja a los filisteos con el pozo y tú cava otro. Dios está contigo, no con los filisteos, ten misericordia de ellos.

Abre otro pozo, pero también se producen peleas, y llama a ese pozo “Sitna” que significa enemistad.

Enemistad, fíjate, ahora el problema no es el agua, el problema es Isaac.

Hay gente que no acepta tu bendición y quieren tu agua, pero también hay otros que no te quieren a ti.

Cuando la gente no te quiere a ti, te va a criticar, va a murmurar de ti, va a querer tapar tu pozo y tapar tu vida con difamación y mentiras.

Muchos han llegado hasta aquí, han dejado el ministerio por las críticas, han dejado la vida cristiana por las circunstancias.

Dejaron de pelear la batalla porque hablaron mal de él.

Pero Isaac no se viene atrás, sino que abre otro pozo “Rehobot”.

Rehobot significa lugar espacioso, amplio.

Cuando abres pozos, cuando no te rindes y continuas abriendo pozos llegarás a un pozo espacioso, a un lugar de bendición que será amplio y donde tendrás espacio para todas las bendiciones.

Hay espacio para muchas bendiciones para aquellos que abren el siguiente pozo.

“Ahora Jehová nos ha prosperado y fructificaremos en la tierra”

 

5.- Dios se manifiesta a los que abren pozos.- “Y se le apareció Jehová aquella noche, y le dijo: Yo soy el Dios de Abraham tu padre; no temas, porque yo estoy contigo, y yo bendeciré, y multiplicaré tu descendencia por amor de Abraham mi siervo” (V.24)

 

a.- No temas.- Si temes puedes perder las bendiciones, el temor es uno de los mayores ladrones de las bendiciones de Dios.

El temor nos hace apoderarnos tanto de las cosas que no queremos perder, que acabamos perdiéndolas.

 

b.- Porque yo estoy contigo.- Nuestra fuerza no está en nosotros, sino en que Dios va con nosotros.

 

c.- Multiplicaré tu descendencia.- Dios quiere bendecirnos y multiplicarnos. Somos gente que tenemos el poder de la multiplicación en nuestras vidas.

 

d.- Por amor a Abraham.- La cabeza de Isaac, su cobertura, que además era su padre, había conseguido bendiciones en el mundo del espíritu que Isaac recibió.

Lo que tú conquistas para Dios no solo es para ti, los que están bajo tu cobertura, los que se someten a la unción que Dios ha puesto sobre ti, también lo van a heredar.

 

6.- “Y edificó allí un altar, e invocó el nombre de Jehová, y plantó allí su tienda; y abrieron allí los siervos de Isaac un pozo”

 

a.- Edificó altar.- Dios estaba en Beerseba e Isaac levanta un altar.

Donde estaba la presencia de Dios levantó un altar.

Posteriormente el lugar de la presencia de Dios fue el templo de Jerusalem, y tras pentecostés, cada cristiano es templo del Espíritu Santo y la presencia de Dios vienen junto con nosotros.

Levanta un altar en tu vida, levanta un alta donde vayas, la presencia de Dios está contigo, levanta altar, adora a Dios.

 

b.- Invocó el nombre de Jehová.- En aquel lugar había muchos dioses, los filisteos eran politeístas.

Allí, Isaac solo quiso invocar el nombre de Jehová.

En esta sociedad con tantos dioses, los del futbol, los de la música, los de la religión, el dios dinero, los dioses de la desviación sexual, en este lugar de politeísmo, desecha los otros dioses e invoca solo el nombre de Dios.

 

c.- Plantó allí su tienda.- Mantente en el lugar de la bendición.

Quédate donde Dios está.

No recibas la bendición y luego sal corriendo, quédate en el lugar en el que Dios te bendijo.

Estar en la presencia de Dios es uno de los mayores privilegios que podemos tener.

 

d.- Abrieron otro pozo.- Tener la bendición de Dios no quiere decir quedarse quieto, sino que tenemos que continuar peleando.

Hay muchos pozos que tenemos que continuar abriendo, no importa que tengamos la presencia de Dios con nosotros, es necesario que continuemos abriendo pozos.

4 comentarios en “Abra pozos”

  1. Muy hermoso. Hoy tuve un sueño de un pozo brotando agua. Y es la razon que me encuentro aqui. Leendo me amplio y ayudo mucho a el sueno que tuve especialmente por que bengo de descendencia en Cristo y hay que reabrir los pozos.

  2. Muchas gracias por la explicación, ha sido de bendición para mi vida.

    Ahora sé que no estoy sola y la mayor bendición es que Dios está conmigo y él me dará la sabiduría para encontrar nuevos pozos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad