El sacrificio del Nuevo Testamento

Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. 2. No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. (Romanos 12:1-2)

 

El apóstol Pablo escribe a una iglesia que se encuentra en el corazón del imperio, en la misma Roma.

Dios quiere establecer su reino en todos los lugares.

 

1.- Iglesia de Roma.- Era una iglesia formada por cristianos romanos, griegos y judíos, era una iglesia mixta, porque el concepto de iglesia étnica no existe en ningún lado en la Biblia.

La mezcla de culturas para despojarse todos de sus culturas  y tomar la cultura del reino de Dios es el concepto bíblico en los lugares donde se congregaban cristianos de distintas nacionalidades.

 

2.- “Os ruego”.- Es interesante que el apóstol Pablo no ordena, sino que suplica.

Lo de Dios no debe venir a través de la imposición, unos lo aceptan y otros no, nuestra misión solo es exponer el mensaje.

Pero como Pablo conocía a muchos de los miembros de la iglesia de Roma (capítulo 16) les suplica porque quiere para ellos lo mejor, y el apóstol sabe que lo mejor son “Las misericordias de Dios”.

Pablo les ruega porque les ama, y porque sabe que lo que va a revelarles ahora es lo mejor que les puede pasar.

 

3.- “Las misericordias de Dios”.- ¡!El evangelio!¡ el amor de Dios, las misericordias de Dios son el evangelio ¿Por qué?

 

a.- Un mundo perdido con gente perdida, sin dirección, sin esperanza.

b.- Un mundo cegado por el pecado y por razonamientos que solo sirven para dañar más al que piensa eso.

c.- Dios nos ama, se hace hombre y viene a la tierra por amor.

d.- Entrega su vida en la cruz sin que lo merezcamos.

 

Es por esto que Pablo ruega a los romanos, por la misericordia que Dios ha tenido con ellos.

No se nos olvide nunca la misericordia de Dios para tu vida.

 

4.- Culto Judío.- “Que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional”

El apóstol toma la ilustración de lo que hacía Israel en el templo.

Tomaban a una víctima (Paloma, tórtola, oveja, buey, etc.) y lo sacrificaban a Dios.

Tenía que ser sacrificado, y luego se quemaba.

No valía cualquier animal, sino que tenía que ser santo, apartado para el servicio a Dios. Y agradable, ya que no todos los animales valían, tenían que tener unas características concretas, en especial no  tener defectos, porque a Dios se le da lo mejor.

Pablo habla de lo que se hacía en el Antiguo Testamento para mostrarnos como se sacrifica en el Nuevo Testamento.

En el Nuevo testamento no se mata a la víctima, sino que el sacrificio es vivo. Es un sacrificio que hay que hacer mientras vivimos, mientras nos dure la vida, cada día.

Esto es diferente en el culto judío que se mataba, por eso el apóstol nos indica esto como diferencia.

La víctima del sacrificio en el A.T. era un animal, ahora somos nosotros.

Luego hay dos cosas que coinciden la santidad, apartado para Dios. Usted está apartado para Dios, no debe invertir su tiempo en lo que a Dios no le agrada.

Agradable a Dios Hemos de hacer todo lo que está en nosotros para agradarle.

En otras palabras, en el trabajo, en casa, en cualquier lugar donde estemos estamos ofreciendo sacrificio a Dios.

Cuando tenemos religión todo lo de Dios se concentra en el templo, cuando tenemos una relación con Dios lo de Dios es nuestra vida, porque el templo somos nosotros.

 

5.- No conformarse.- ¿Cómo se hace el sacrificio del templo fuera del templo? Siendo inconformista.

Yendo contracorriente “Camarón que se duerme se lo lleva la corriente”.

Si me dejo llevar no soy dueño de donde voy a llegar.

 

6.-“A este siglo”.- La cosa no es ser inconformista contra todo, ni por vicio o gusto, “de profesión inconformista”. Como dijo Quino: “Que nos aumenten el protestar”.

El inconformismo es contra las ideas y actitudes de este siglo, de este mundo. La moda.

La mentalidad del mundo no es la de Dios.

Somos inconformistas porque queremos adaptarnos al pensamiento de Dios.

 

7.- ¿Cómo ser inconformistas?

a.- Transformándonos.- No podemos continuar siendo los mismos que cuando llegamos a la iglesia.

Si después de dos años eres el mismo que cuando llegaste a la iglesia, algo va mal.

Es preciso que haya una transformación.

b.- Renovación.- Renovar es cambiar para mejorar.

Cuando se renueva el vestuario es que se compra ropa nueva. Cuando se renueva el ordenador es porque se consigue uno mejor, si renuevo mi DNI es porque el que tenía estaba caducado, no me valía y ahora consigo uno que está vigente.

El entendimiento ya lo tenemos, pero tenemos que renovarlo, mejorarlo.

Dios quiere mejorarte, y para esto Él ha hecho su parte, te dio su palabra, te salvó, te mandó el Espíritu Santo, y ahora tú tienes que hacer lo tuyo, es decir cambiar tu entendimiento.

La palabra griega “Noos” que se traduce como entendimiento significa mente.

Tienes que cambiar tu mente, tus pensamientos.

Cambia tu forma de pensar para cambiar tu forma de vivir.

 

8.- Tu “culto racional”.- Renovar tus pensamientos es tu culto racional.

¿De qué hablaba Pablo? De sacrificar en los altares.

Lo que tenemos que hacer ahora es traer nuestros pensamientos al altar, sacrificarlos y tomar los de Dios.

En el sacrificio algo tiene que morir, no un animal, no tu, sino tus pensamientos.

 

9.- Resultado.-Comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”

Al vivir dentro de la voluntad de Dios, vas a comprobar día a día lo bueno que es, vas a disfrutarlo en cada momento.

La buena voluntad de Dios, está para aquellos que sacrifican para Dios según el Nuevo Testamento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad