Señales

En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro. 2. Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua. 3. Los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad. 4. Pero tú, Daniel, cierra las palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin. Muchos correrán de aquí para allá, y la ciencia se aumentará. 5. Y yo Daniel miré, y he aquí otros dos que estaban en pie, el uno a este lado del río, y el otro al otro lado del río. 6. Y dijo uno al varón vestido de lino, que estaba sobre las aguas del río: ¿Cuándo será el fin de estas maravillas? 7. Y oí al varón vestido de lino, que estaba sobre las aguas del río, el cual alzó su diestra y su siniestra al cielo, y juró por el que vive por los siglos, que será por tiempo, tiempos, y la mitad de un tiempo. Y cuando se acabe la dispersión del poder del pueblo santo, todas estas cosas serán cumplidas. 8. Y yo oí, mas no entendí. Y dije: Señor mío, ¿cuál será el fin de estas cosas? 9. El respondió: Anda, Daniel, pues estas palabras están cerradas y selladas hasta el tiempo del fin. 10. Muchos serán limpios, y emblanquecidos y purificados; los impíos procederán impíamente, y ninguno de los impíos entenderá, pero los entendidos comprenderán. 11. Y desde el tiempo que sea quitado el continuo sacrificio hasta la abominación desoladora, habrá mil doscientos noventa días. 12. Bienaventurado el que espere, y llegue a mil trescientos treinta y cinco días. 13. Y tú irás hasta el fin, y reposarás, y te levantarás para recibir tu heredad al fin de los días” (Daniel 12:1-13)

 

En la Biblia hay textos históricos, poéticos, legales, espirituales, de enseñanza de la vida cotidiana, etc. La Biblia tiene como propósito principal ayudarnos a vivir una vida efectiva para Dios aquí abajo en la tierra, e informarnos de algo de lo que va a ocurrir en el cielo.

Pero hay también una parte de la Biblia que se dedica a las profecías.

Las profecías están ubicadas en los libros proféticos tales como Daniel o apocalipsis, pero también se encuentran repartidas por el resto de los libros, incluyéndose incluso los evangelios o los salmos.

El libro de Daniel es eminentemente profético y hoy vamos a ver su último capítulo.

 

1.- Este capítulo está centrado en el pueblo judío.- Israel es uno de los relojes de Dios. Y lo que ocurre a Israel es clave para que la iglesia entienda los acontecimientos profetizados.

Según el devenir del pueblo judío podemos saber lo cerca o lo lejos que estamos de la segunda venida del Señor.

Entiende que esto se va a cumplir te guste o no, la profecía bíblica va a suceder sin importar lo que queramos o anhelemos, por esto es importante estar informados para saber en qué momento de la historia nos encontramos.

 

2.- Miguel.- En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo” (V.1)

¿Quién es Miguel? Para entender quien es Miguel es necesario saber acerca del mundo del espíritu.

“Mas el príncipe del reino de Persia se me opuso durante veintiún días; pero he aquí Miguel, uno de los principales príncipes, vino para ayudarme, y quedé allí con los reyes de Persia” (Daniel 10:13)

Satanás al no ser omnipresente, ha repartido el mundo en zonas de influencia gobernada por demonios.

“El príncipe del reino de Persia” es el espíritu satánico encargado de controlar Persia.

Cada nación tiene un príncipe que ejerce poder sobre ellas.

Dios también tiene ángeles, no para controlar como hace Satanás, sino para proteger y cuidar a los suyos.

Mirad que no menospreciéis a uno de estos pequeños; porque os digo que sus ángeles en los cielos ven siempre el rostro de mi Padre que está en los cielos” (Mateo 18:10)

Dios ha encomendado a un Arcángel, Miguel, que trabaje de forma especial por el pueblo judío, porque el plan de Dios para Israel es tan importante que no puede permitir que Satanás confunda a la gente distorsionando los acontecimientos, tengan en cuenta que de Israel salió la Biblia, nació el Mesías, y las profecías han de cumplirse.

Para esto Miguel y sus ángeles, están apoyando los elementos claves para que el cumplimiento de las profecías se hagan realidad según el diseño de Dios.

 

3.- Habrá resurrección de muertos.- Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua.

En el tiempo del fin, Dios ejecutará el plan de la resurrección.

En el diseño glorioso de Dios, encubierto por el polvo del pecado, “polvo eres, y al polvo volverás” (Génesis 3:19).

Dios va a destruir la maldición dada en Génesis y del polvo esparcido por el planeta y volverá a formarte un cuerpo devolviéndole tu espíritu y tú alma que están preservados en la presencia de Dios.

Devolviéndonos al estado anterior a la caída.

Hay dos cosas que se indican aquí:

a.- Habrá juicio.- Hay una resurrección para vida y otra para vergüenza y confusión.

b.- “Muchos”.- Habrá una resurrección parcial, según otros pasajes de la biblia nos indican que después de la segunda venida habrá un espacio de 1000 años conocido con el nombre del milenio, y después habrá la resurrección final de todo el mundo.

 

4.- Recompensa gloriosa.- “Los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad”  (V.3) 

No creo que sea literal, no creo que Dios nos dé el brillo de las mayores de las estrellas, pero la imagen ilustra muy bien la recompensa que Dios quiere darnos.

Dios tiene una gran recompensa para usted, si es fiel.

 

5.- Las profecías serán selladas.-Y sella el libro hasta el tiempo del fin. Muchos correrán de aquí para allá, y la ciencia se aumentará”

Hasta el final de los tiempos no se sabrá lo que significa lo dicho en estos pasajes. Hasta poco antes de que Jesús regrese no se sabrá lo que hay escondido en él.

Dos pistas:

 

a.- “Muchos correrán de aquí para allá”.- ¿Podrían imaginarse hace 2000 años la cantidad de desplazamientos que hay ahora? Evidentemente estaba sellado, no es posible que entendieran el concepto de vuelos low cost.

El aumento descomunal de los viajes en estos momentos es una señal de la segunda venida de Jesús.

 

b.- “La ciencia aumentará”.- ¿Ciencia? ¿Cómo es que Daniel habla de ciencia cuando este era un concepto casi ignorado en su tiempo?

La ciencia existía en los tiempos de Daniel, pero era una cosas pequeñas en la vida de las personas, en ese tiempo la religión, la brujería y la fantasía ocupaban el lugar de la ciencia.

Es a partir del renacimiento, hace aproximadamente 500 años, cuando la ciencia comienza a despegar.

Hablar de ciencia en ese momento como señal, era sellar totalmente el libro.

Ahora ¿Cómo están las cosas ahora en cuanto a la ciencia? ¿Aumenta?

El aumento sin igual de la ciencia hoy en día, es una señal de la segunda venida de Jesús.

 

6.- Cuando acabe la dispersión.-Y cuando se acabe la dispersión del poder del pueblo santo, todas estas cosas serán cumplidas” (V.7)

El pueblo judío ha sido dispersado muchas veces a lo largo de la historia. Si en estos momentos no estuviésemos hablando del tiempo del fin, podríamos pensar que se refiere a cualquier de las otras dispersiones.

La gran dispersión, conocida con el nombre de diáspora, se inició en el 70 d.C. cuando el emperador Tito, invadió Jerusalén y destruyó el templo, lo único que queda es el muro de las lamentaciones que corresponde al atrio de los gentiles, el templo propiamente dicho fue totalmente deshecho.

Esta dispersión aún está vigente en el día de hoy, hay judíos por todos lados, pero sin embargo en el año 1948 hay un acontecimiento milagroso, las naciones unidas devuelven a Israel el terreno del que hace casi 2000 años habían sido expulsados, y se forma de la nada el estado de Israel.

Muchos pensaron que ya venía el Señor, pero no, aún quedan más cosas que cumplirse, solo que faltan menos.

 

7.- Será quitado el continuo sacrificio.- “Y desde el tiempo que sea quitado el continuo sacrificio hasta la abominación desoladora” (V.11)

Jesús, hablando del tiempo del fin, nos da más detalles: “Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda)” (Mateo 24:15)

Es decir, ya están en la tierra prometida, pero no hay templo, los romanos lo destruyeron, si para que Jesús regrese es necesario que se vea en el lugar santo (parte del templo donde se hacían los sacrificios) algo abominable, es preciso que haya templo.

Hoy en día no hay templo, pero por los datos que tenemos, parece que los judíos están dispuestos a construir el tercer templo nada más que puedan.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad