Santa Cena

¿Quién ha creído a nuestro anuncio? ¿y sobre quién se ha manifestado el brazo de Jehová? 2. Subirá cual renuevo delante de él, y como raíz de tierra seca; no hay parecer en él, ni hermosura; le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos. 3. Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos. 4. Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. 5. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. 6. Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros. 7. Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca. 8. Por cárcel y por juicio fue quitado; y su generación, ¿quién la contará? Porque fue cortado de la tierra de los vivientes, y por la rebelión de mi pueblo fue herido. 9. Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte; aunque nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca. 10. Con todo eso, Jehová quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento. Cuando haya puesto su vida en expiación por el pecado, verá linaje, vivirá por largos días, y la voluntad de Jehová será en su mano prosperada. 11. Verá el fruto de la aflicción de su alma, y quedará satisfecho; por su conocimiento justificará mi siervo justo a muchos, y llevará las iniquidades de ellos. 12. Por tanto, yo le daré parte con los grandes, y con los fuertes repartirá despojos; por cuanto derramó su vida hasta la muerte, y fue contado con los pecadores, habiendo él llevado el pecado de muchos, y orado por los transgresores” (Isaías 53)

 

1.- Texto profético.-  No es el único, hay otros muchos, pero este es clave en cuanto a la venida de Jesús.

Se profetiza en él detalles muy importantes acerca de lo que iba a hacer cuando viniera.

La ventaja que tenemos nosotros los cristianos del siglo 21 es que podemos ver tanto la profecía como el cumplimiento de ella.

La profecía fue dada aproximadamente en el 700 antes de Cristo, y el cumplimiento en el año 33 después de su nacimiento.

Nosotros desde el tercer milenio tenemos la visión de los dos acontecimientos.

 

2.- Pregunta.- Este capítulo se inicia con una pregunta.¿Quién ha creído a nuestro anuncio? ¿y sobre quién se ha manifestado el brazo de Jehová?

Es una pregunta que el resto de los versículos van a aclarar.

 

3.- ¿Cómo se manifestó?.- V.- 2. Subirá cual renuevo delante de él, y como raíz de tierra seca; no hay parecer en él, ni hermosura; le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos. 3. Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos.

Sin hermosura, sin atractivo, despreciado, desechado, sin estima ¿Alguien quiere eso para él?

 

4.- Llevó nuestro mal.- V.- 4. Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. 5. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.

En la cruz fue llevada todo el mal de la humanidad, enfermedades, dolores, rebeliones, pecados.

Él lo llevó para que nosotros no tuviésemos que llevarlo de forma indefinida por la eternidad  “el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados”

 

5.- Situación del ser humano.- V.6-7. “Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros. 7. Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca”

Todos estábamos descarriados y Él nos volvió a unir a Dios.

“No abrió su boca” Esto asombró al sumo sacerdote Entonces el sumo sacerdote, levantándose en medio, preguntó a Jesús, diciendo: ¿No respondes nada? ¿Qué testifican éstos contra ti? 61. Mas él callaba, y nada respondía” (Marcos 14: 60)

 

6.- Fue asesinado.- V. 8. “Por cárcel y por juicio fue quitado; y su generación, ¿quién la contará? Porque fue cortado de la tierra de los vivientes, y por la rebelión de mi pueblo fue herido”

 

7.- Matado como impío, tumba de rico.- V.9. “Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte; aunque nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca”

Fue matado como un impío, pero acabó siendo enterrado en la tumba del rico José de Arimatea.

“Ni hubo engaño en su boca”.- Fue inocente, se mató a alguien que no había cometido ningún delito.

 

8.- Merecerá la pena.- V.10. “Con todo eso, Jehová quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento. Cuando haya puesto su vida en expiación por el pecado, verá linaje, vivirá por largos días, y la voluntad de Jehová será en su mano prosperada. 11. Verá el fruto de la aflicción de su alma, y quedará satisfecho; por su conocimiento justificará mi siervo justo a muchos, y llevará las iniquidades de ellos”

Él está en la actualidad viendo en la actualidad el fruto de su aflicción, su iglesia es la que está ahora dando gloria a Dios, gracias a su muerte.

 

9.- Oró por los transgresores.- V.12. “Por tanto, yo le daré parte con los grandes, y con los fuertes repartirá despojos; por cuanto derramó su vida hasta la muerte, y fue contado con los pecadores, habiendo él llevado el pecado de muchos, y orado por los transgresores”

 

 “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad