Regocíjate, oh estéril

Regocíjate, oh estéril, la que no daba a luz; levanta canción y da voces de júbilo, la que nunca estuvo de parto; porque más son los hijos de la desamparada que los de la casada, ha dicho Jehová.2. Ensancha el sitio de tu tienda, y las cortinas de tus habitaciones sean extendidas; no seas escasa; alarga tus cuerdas, y refuerza tus estacas. 3. Porque te extenderás a la mano derecha y a la mano izquierda; y tu descendencia heredará naciones, y habitará las ciudades asoladas. 4. No temas, pues no serás confundida; y no te avergüences, porque no serás afrentada, sino que te olvidarás de la vergüenza de tu juventud, y de la afrenta de tu viudez no tendrás más memoria. 5. Porque tu marido es tu Hacedor; Jehová de los ejércitos es su nombre; y tu Redentor, el Santo de Israel; Dios de toda la tierra será llamado” (Isaías 54.1-5)

 

1.- La expansión viene de la cruz

Isaías 53 acaba con: “Habiendo él llevado el pecado de muchos, y orado por los transgresores” ha estado hablando del Mesías que vendría y tendría que morir “Cuando haya puesto su vida en expiación por el pecado verá linaje” para llevar el pecado de los transgresores y ahora en el capítulo 54 nos habla de expansión.

La muerte del Señor en la cruz es lo que nos da la fuerza y la capacidad de crecimiento. La iglesia es la esposa, y necesita del esposo para tener hijos.

“Toda buena dádiva, todo don perfecto desciende de lo alto” El crecimiento de nuestras vidas y de la iglesia provienen de la relación íntima con Dios.

Nunca va usted a crecer ni como cristiano ni como iglesia si no tiene una comunión íntima con Dios, si usted no invierte tiempo en estar con Dios no crecerá.

Cuando oras no solo cambia el mundo, también cambia usted.

 

2.- Dios quiere deshacer tu esterilidad

Regocíjate, oh estéril El plan de Dios es el crecimiento, Él no quiere tener una iglesia estéril.

El vino a la tierra a morir en la cruz para que usted fuera fértil, para que se reprodujera, para que se multiplicara, para que tuviera fruto.

En Israel era algo terrible para la mujer no tener descendencia, una mujer estéril era una mujer triste, y la única forma de recuperar la alegría era procreando.

Dios nos dice que gracias a la muerte del mesías, gracias al sacrificio de nuestro Señor, podemos tener la capacidad de procrear incluso si somos estériles.

Dios da vida a los muertos, Dios resucita a aquellos que tienen comunión con Él.

No importa cómo llegó usted a la iglesia, no importa cómo se sienta usted ahora, si decide tener comunión con Dios volverá a ser fértil.

Hemos de alegrarnos porque Dios va a hacernos fértiles. Cuando Dios manda gente es motivo de alegría. Trabajo y alegría forman parte del crecimiento de la familia.

 

3.- Se ensanchaba cuando se crecía

Ensancha el sitio de tu tienda” (V.2)

Las tiendas eran las casas de muchos de los habitantes de Israel. Eran una especie de tiendas de campaña fabricadas de pieles de animales que se quitaban y se volvían a montar en otro lugar cuando se desplazaban.

Era una forma muy frecuente de vivir, aún el apóstol Pablo se ganaba el sustento construyendo tiendas “pues el oficio de ellos era hacer tiendas” (Hechos 18:3)

Estas casas transportables tenían una serie de compartimentos según el número de la gente que viviera en ellas.

Conforme iban viniendo más hijos era preciso hacer más habitaciones y ensanchar la tienda haciendo separaciones con cortinas.

Dios quiere una iglesia que crece, que ensancha el sitio de su tienda y que se extiende.

 

4.- Para ensanchar algún animal tiene que morir

Las tiendas estaban construidas con pieles de animales sacrificados.

Alguien tiene que morir, no hay crecimiento sin muerte del yo, de mis deseos, de mis planes.

Si usted quiere que su tienda crezca tiene que ceder su voluntad a Dios.

Solo va a crecer la iglesia y su ministerio cuando usted no quiera imponer su voluntad y sus deseos, cuando usted decida morir a sus deseos y dejar que Dios actúe.

Los planes, por buenos que parezcan, no producen crecimiento si antes usted no ha muerto.

 

5.- Se necesita una nueva estructura

A las pieles si no se les coloca palos debajo no hay crecimiento, tan solo se alfombra el suelo.

Cuando queremos hacer efectivo el crecimiento es preciso que se realicen nuevas estructuras. Lo que vale para una iglesia de 30 miembros no vale para una de 500, es necesario una nueva estructura.

Estas nuevas estructuras forman parte de la revelación de Dios a cada pastor.

Igual que no hay dos familias iguales, no hay dos congregaciones iguales, y cada pastor ha de buscar la dirección de Dios para ver donde se colocan los palos que van a servir para sustentar las nuevas pieles.

 

6.- Nuevas cortinas

las cortinas de tus habitaciones sean extendidas”

Las cortinas separaban las habitaciones. Es preciso que haya intimidad en la familia, los niños no deben ver la desnudez de los padres.

Las nuevas cortinas nos indican la santidad de la iglesia, hemos de cuidar una vida de acuerdo a los principios de Dios.

No basta con crecer, hay que hacerlo de la forma adecuada.

 

7.- Crecimiento ilimitado

No seas escasa”

No le ponga límites al crecimiento que Dios quiere darle.

Hay un mundo que necesita conocer a Dios, usted es el encargado para llevar este mensaje a los perdidos y usted tiene la responsabilidad de atender a las personas que se convierten.

No ponga límites, Dios no los pone: “Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura”.

 

8.- Refuerza tus estacas

El enemigo de las tiendas es el viento. Cuando este sopla la tienda hace de vela y esto puede producir  que acabe deshaciéndose.

Por esto es importante que las estacas se claven muy bien en el suelo para mantener la tienda bien segura, para que cuando el viento sople la tienda se mantenga.

Ánclate firme a Cristo, ánclate firme a su palabra, aférrate a lo que Él dijo. No deje de orar, ánclese en la oración.

Van a venir vientos de doctrina y de herejías que van a golpear la tienda, depende de su firmeza en lo que Dios dice que la iglesia se mantenga o caiga.

No se deje llevar por los vientos de este mundo, manténgase firme en lo escrito.

 

9.- Hay promesa de crecimiento

Porque te extenderás a la mano derecha y a la mano izquierda; y tu descendencia heredará naciones, y habitará las ciudades asoladas. (Versículo 3)

El pueblo de Israel, la iglesia, su vida va a estar en completo crecimiento y expansión. Así lo promete Dios.

Usted heredará naciones, y habitara las ciudades asoladas.

Muchas cosas se encuentran asoladas, y Dios va a entregárselo a aquellos que entienden la importancia de morir para extenderse.

Si usted muere, si pone su piel en servicio a Dios, si se entrega totalmente, sin que usted sepa cómo va a poseer mucho más de lo que ha perdido.

He conocido a gente agarrándose a migajas durante décadas y no queriéndolas perder como si fueran grandes tesoros, cuando Dios tenía extensos banquetes que darle si dejaban las migajas.

 

10.- Tu marido es tu hacedor

“Porque tu marido es tu Hacedor; Jehová de los ejércitos es su nombre; y tu Redentor, el Santo de Israel; Dios de toda la tierra será llamado”(V.5)

Usted está casado con el Dios de toda la tierra.

No hay obstáculos que Dios no pueda vencer, usted está con el Vencedor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad