Pablo y los exorcistas ambulantes

Y hacía Dios milagros extraordinarios por mano de Pablo, 12. de tal manera que aun se llevaban a los enfermos los paños o delantales de su cuerpo, y las enfermedades se iban de ellos, y los espíritus malos salían. 13. Pero algunos de los judíos, exorcistas ambulantes, intentaron invocar el nombre del Señor Jesús sobre los que tenían espíritus malos, diciendo: Os conjuro por Jesús, el que predica Pablo. 14. Había siete hijos de un tal Esceva, judío, jefe de los sacerdotes, que hacían esto. 15. Pero respondiendo el espíritu malo, dijo: A Jesús conozco, y sé quién es Pablo; pero vosotros, ¿quiénes sois? 16. Y el hombre en quien estaba el espíritu malo, saltando sobre ellos y dominándolos, pudo más que ellos, de tal manera que huyeron de aquella casa desnudos y heridos. 17. Y esto fue notorio a todos los que habitaban en Éfeso, así judíos como griegos; y tuvieron temor todos ellos, y era magnificado el nombre del Señor Jesús. 18. Y muchos de los que habían creído venían, confesando y dando cuenta de sus hechos. 19. Asimismo muchos de los que habían practicado la magia trajeron los libros y los quemaron delante de todos; y hecha la cuenta de su precio, hallaron que era cincuenta mil piezas de plata. 20. Así crecía y prevalecía poderosamente la palabra del Señor” (Hechos 19:11-20)

 

Este pasaje es muy interesante y nos habla de cosas del mundo espiritual que tienen repercusión en el mundo natural.

 

1.- La vida cristiana es una guerra.-  Que se realiza desde el mundo material y desde el espiritual.

El cielo gobierna sobre la tierra y la gente que ama a Dios y cree en Él, desde las posiciones de autoridad celestial hacen que las cosas sucedan acá abajo.

Tienes que creer que el poder de Dios está contigo, tienes que entender que la oración y el ayuno son armas espirituales que logran grandes cosas.

Si vas a vivir la vida cristiana como el que va a hacer una salida al campo o ir a dar una vuelta con el parque vas a comprobar que te estás equivocando totalmente.

Cuando te conviertes te vuelves en un guerrero del ejercito de Dios.

Si no entiendes esto convertirás tu vida en un juego y la iglesia en un jardín de infancia.

 

2.- Dios hace milagros.- Y hacía Dios milagros extraordinarios por mano de Pablo” (V.11)

a.- Dios hace milagros.- El está vivo, se mueve, no está muerto.

Los milagros forman parte de la vida del cristiano.

Crea y verá que al que cree todo le es posible.

Lo sobrenatural ha de ser lo natural para el que cree a Dios.

b.- Es Dios quien hace milagros.- Oramos nosotros, pero el milagro lo hace Dios.

Pablo no hacía milagros, era Dios quien los hacía.

c.- Niveles de milagros.- Aquí nos habla de milagros extraordinarios, evidentemente esto nos muestra que hay otros tipos de milagros, tal vez milagros a secas.

Entiendo que este nivel está estructurado en base a los ojos de la gente, no en base a Dios ni al hombre de fe, que vive diariamente en una línea espiritual de ver a Dios actuar.

d.- Por medio de las manos.- Pablo imponía las manos y luego Dios obraba.

La imposición de manos es un canal de Dios par que lo del cielo venga a la tierra.

El hombre de fe, impone manos y de alguna manera el milagro llega a la persona necesitada.

Dios hace los milagros, pero anda buscando manos para hacerlos.

 

 

3.- Permanencia de la unción.- La unción de Dios permanecían sobre la ropa que había llevado Pablo.

“Paños” se refiere a un pañuelo que se colocaba sobre la frente para evitar que el sudor cayera sobre la cara. Era habitual que lo usaran las personas en aquel entonces ya que no había aire acondicionado.

“Delantales” Era la ropa de trabajo que evitaba que se dañara tu ropa.

Pablo trabajaba haciendo tiendas, y la ropa que usaba en el trabajo era la que estaba ungida.

Dios no unge la vagancia, el reino de Dios se construye con gente que trabaja fielmente.

Los flojos buscan cargos y responsabilidad pero huyen del trabajo. Pueden tener ambos, pero no tendrán unción.

4.- Exorcistas ambulantes.- Esto es algo difícil de imaginar para nosotros ahora en estos tiempos.

Igual que en la actualidad viene el tapicero “arreglando todo tipo de sillones, sillas, descalzadoras” en aquel tiempo iban exorcistas ofreciendo sus servicios de un lugar a otro.

Eran gente atrevida, que sin tener el respaldo de Dios hacían estas cosas.

Los que se introducen en el mundo espiritual sin el respaldo de Dios se meten en un lugar del que no saben cómo van a salir.

Esta gente:

a.- No tienen autoridad pero copian las formas de Pablo.- Ellos piensan que si a Pablo les funciona a ellos también.

Son gente que tienen preparada la frase mágica, el nombre mágico, para hacer el milagro.

Creen que el poder está en las formas no en el contenido.

b.- Los demonios conocían a Jesús, a Pablo, pero no a esta gente.- Cuando tú eres fiel hasta los demonios van a conocerte.

Quizás en la tierra te conozca poca gente, pero en el cielo y en el infierno eres famoso.

c.- Satanás no respeta al hombre, respeta la unción.- El diablo no va a respetar a nadie que actúa por su cuenta. Pero queda frenado por alguien que actúa con el respaldo de Dios.

 

5.- La gente va a ver la diferencia.- A casi todos va a ser notorio la diferencia entre el ungido y el imitador.

Los resultados son los que va marcar la diferencia “Por sus frutos los conoceréis”.

 

6.- Conversión genuina.- La persona que se ha convertido de verdad se desprende de todo lo que le ata e impide avanzar.

Los que practicaban la magia se deshicieron de estos costosos libros, sin importar su valor.

Cuando te conviertes entiendes que lo que vale en realidad es lo de Dios.

“       “         “             “         “    “   “   no es de Dios es un freno.

“       “         “             “         “    “   “   que el dinero tiene menos importancia que la consagración a Dios.

Se puede saber si alguien se ha convertido dependiendo de lo que deja después de conocer a Dios.

“De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas” (II Corintios 5:17) 

“Las cosas viejas pasaron” porque tú las haces pasar.

“Todas son hechas nuevas” porque Dios te abre un mundo nuevo de bendición.

 

7.- Así se crece y prevalece.- “Así crecía y prevalecía poderosamente la palabra del Señor”

Gente convertida que deja todo lo malo que le ata al pasado es lo que hace que la iglesia crezca y que luego permanezca.

Crecimiento lo tiene cualquiera, pero si no se renuncia al pasado igual que se crece se mengua.

Permanecer es algo que precisa de una muerte continua del yo, y buscar antes el reino de Dios que nuestros caprichos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad