“Varones hermanos y padres, oíd ahora mi defensa ante vosotros. 2. Y al oír que les hablaba en lengua hebrea, guardaron más silencio. Y él les dijo: 3. Yo de cierto soy judío, nacido en Tarso de Cilicia, pero criado en esta ciudad, instruido a los pies de Gamaliel, estrictamente conforme a la ley de nuestros padres, celoso de Dios, como hoy lo sois todos vosotros. 4. Perseguía yo este Camino hasta la muerte, prendiendo y entregando en cárceles a hombres y mujeres; 5. como el sumo sacerdote también me es testigo, y todos los ancianos, de quienes también recibí cartas para los hermanos, y fui a Damasco para traer presos a Jerusalén también a los que estuviesen allí, para que fuesen castigados.6. Pero aconteció que yendo yo, al llegar cerca de Damasco, como a mediodía, de repente me rodeó mucha luz del cielo; 7. y caí al suelo, y oí una voz que me decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? 8. Yo entonces respondí: ¿Quién eres, Señor? Y me dijo: Yo soy Jesús de Nazaret, a quien tú persigues. 9. Y los que estaban conmigo vieron a la verdad la luz, y se espantaron; pero no entendieron la voz del que hablaba conmigo.10. Y dije: ¿Qué haré, Señor? Y el Señor me dijo: Levántate, y ve a Damasco, y allí se te dirá todo lo que está ordenado que hagas” (Hechos 22:6-10)

 

Pablo es arrestado por ser cristiano y tiene que defenderse, delante de hombres que van a juzgarle.

 

1.- Testimonio.- Podría haber usado argumentos acerca de quién es Jesús y hablar de teología, estaba sobradamente preparado para esto, pero prefiere contar su testimonio.

La conversión del ser humano es tal vez la experiencia más fuerte que puede pasarnos.

Es un proceso espiritual que transforma la vida de los individuos.

Hermano, evangelice con su testimonio, cuente a los demás como su vida cambió.

El testimonio tiene tres partes: Como era antes, como fue el encuentro con Dios y como es ahora.

Invierta poco tiempo en el cómo era antes y mucho en como fue el encuentro y como es ahora.

 

Pasos de la conversión

1.- Luz.- Pablo es rodeado de luz.

Vivimos en tiniebla y necesitamos la luz de Dios.

No vemos lo que hay en nuestras vidas porque estamos lejos de la luz.

Cuanto más nos acercamos a la luz mejor veremos si nuestra ropa está sucia. Lejos de la luz nadie va a ver las manchas.

Cuando nos convertimos Dios pone el foco sobre nuestras manchas, sobre nuestros pecados, porque es importante que reconozcamos el estado en el que estamos.

 

2.- Cae al suelo.- y caí al suelo” Cae, no se tira ni le empujan.

Yo creo en las caídas, no en las  tiradas.

Es posible y bíblico que algunos caigan ante la presencia de Dios, pero hemos de huir de falsificar el poder de Dios.

Lo importante de la caída es bajar de la altura en la que estamos.

Es preciso que bajemos y descendamos de la altivez y reconozcamos que durante años hemos actuado mal y que hay que cambiar de dirección.

 

3.- Voz.- La voz decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?”

Dios le dijo exactamente lo que estaba haciendo.

Cuando nos convertimos, Dios nos define exactamente lo que es nuestra vida, porque nadie va a cambiar si piensa que lo que hace está bien.

Pablo creía que estaba bien matar cristianos, pero el Señor le mostró que aquello no era una buena obra, sino todo lo contrario.

 

4.- Pablo responde.-

 

1.- “¿Quién eres?”

Pablo desconocía que era Jesús, pero estaba impactado por todo lo que le estaba ocurriendo.

Cuando nos convertimos no sabemos lo que ocurre, pero suceden cosas tan impactantes que la duda crece en nuestro ser.

2.- “¿Qué haré Señor”

Esta es la pregunta clave que evidencia que hay una conversión genuina “¿Qué hare?”

Hacer esta pregunta indica que ya no va a tomar más decisiones por su cuenta, que no va a hacer lo que quiere, sino que obedecerá lo que Dios diga.

Si alguno dice que se ha convertido pero hace lo que quiere y le gusta y no le pregunta a Dios ¿Qué he de hacer? Malo.

La conversión es un replanteamiento total de la vida ha se ha llevado hasta este momento.

 

5.- Los que estaban al lado no entendieron.-

Dios es un Dios personal, que tiene un trato concreto con cada individuo.

Lo que Dios quiere para uno puede ser totalmente diferente que lo que quiere para otro.

Busque el propósito de Dios para su vida y obedézcale.

 

6.- La iglesia orienta.- La contestación a esta pregunta “¿Qué hago”  no se la da el Señor en ese momento, sino que lo dirige a la iglesia para que esta le dé la respuesta: “se te dirá todo lo que está ordenado que hagas”.

La iglesia es la encargada en la tierra para mostrar a los que se convierten que han de hacer.

Los discipulados, los cultos, la consejería, y lo que se imparte en la iglesia es el medio escogido por Dios para orientar al convertido.

La iglesia tiene una función importante y es que usted conozca cual es la voluntad de Dios para su vida.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar