Entonces le fueron presentados unos niños, para que pusiese las manos sobre ellos, y orase; y los discípulos les reprendieron. 14. Pero Jesús dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos. 15. Y habiendo puesto sobre ellos las manos, se fue de allí” (Mateo 19:13-15)

1.- La sinagoga no era el único lugar de enseñanza bíblica.-

El pueblo de Israel era muy educado, todos sabían leer y escribir, para ellos era muy importante, porque creían que la revelación de Dios estaba escrita en la Biblia.

Aprendían a leer  para conocer lo que Dios quería para ellos.

Desde niños se enseñaba la Biblia en el templo y en las sinagogas.

Pero también se enseñaba en las casas, había una serie de ceremonias que tenían que practicar con frecuencia en el hogar.

Cada viernes por la tarde el Shabat, la pascua una vez al año, y otras.

La familia era parte de la enseñanza de la Biblia.

 

2.- Dios da importancia a la infancia.-

En el texto que hemos leído, mientras los discípulos reprendían a los niños, Jesús se acerca a ellos y dice que de ellos es el reino de los cielos.

Si no les damos el reino de Dios a los niños les estamos dando otro reino diferente.

Jesús les da la palabra y ora por ellos.

En el hogar se tiene que dar la palabra y orar por los niños, ellos la reciben con gran aceptación.

El adulto cuestiona todo, pero el niño lo acepta.

 

3.- Lo que se recibe en la infancia perdura.-

“Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.” (Proverbios 22:6)

Lo que enseñamos a los niños es algo que se grava en sus corazones de por vida.

No podemos perder la oportunidad de la niñez para enseñar lo correcto a nuestros niños.

El diablo es consciente de esto y procura por todos los medios tomar a las mentes de los niños tomando escuelas, tv., e internet, ya que sabe que si los envenena de niños en unos años habrá una sociedad corrompida.

 

4.- Dios cree en los audiovisuales.-

Y las enseñaréis a vuestros hijos, hablando de ellas cuando te sientes en tu casa, cuando andes por el camino, cuando te acuestes, y cuando te levantes, 20. y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas; 21. para que sean vuestros días, y los días de vuestros hijos, tan numerosos sobre la tierra que Jehová juró a vuestros padres que les había de dar, como los días de los cielos sobre la tierra. 22. Porque si guardareis cuidadosamente todos estos mandamientos que yo os prescribo para que los cumpláis, y si amareis a Jehová vuestro Dios, andando en todos sus caminos, y siguiéndole a él,23. Jehová también echará de delante de vosotros a todas estas naciones, y desposeeréis naciones grandes y más poderosas que vosotros” (Deuteronomio 11:19-23)

Fíjense, no solo se habla de Dios en la casa, sino que por todos lados aparecen textos bíblicos: en postes, en la puerta, etc.

Cuida los cuadros que cuelgas en el hogar, cada cosa que los niños vean ha de exaltar a Dios.

Los niños van a ver esas cosas y lo que se ve en la infancia se queda grabado de por vida.

Controla los móviles y computadoras, controlen lo que ven los niños.

Los ordenadores y teléfonos son una puerta para la brujería y la perversión sexual.

Dibujos animados que parecen inocentes tienen una carga de brujería y otras cosas que van a marcar a los niños de forma negativa.

 

5.- Conciencia de pueblo.-

Los judíos enseñaban la ley de Dios porque esta era la que les daba fundamento como pueblo.

El pueblo de la Toráh precisa fortalecer su fundamento en la Biblia para no desaparecer.

Dios nos ha hecho una nación santa, si no tenemos conciencia de que somos el pueblo de Dios, dejaremos de ser la sal y la luz de la tierra.

Somos un pueblo diferente, una nación santa, unos escogidos por Dios para una misión en la tierra, y nuestros niños han de saberlo.

Tu eres hijo de Dios y tienes una herencia que dar a tus hijos.

Cuando tenemos conciencia de Pueblo enseñaremos las costumbres del pueblo.

Es más importante predicar la Biblia en tu hogar que en la calle.

 

6.- ¿Quién ha de enseñar en la casa?

Todos los que viven con niños tienen la responsabilidad de enseñar lo de Dios, pero Dios ha puesto un orden en esto.

Pero veamos cual es el orden de Dios en el hogar. “Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador” (Efesios 5:23)

Dios ha puesto al hombre como cabeza espiritual de la casa.

Toda organización precisa un líder, las empresas tienen jefes, los estados gobiernos,  las iglesias pastores, porque es de todos sabidos que un grupo sin líder que de dirección no va a llegar a ningún destino.

Pero se insiste todos los días que en la casa no ha de haber cabeza, este mensaje no es de Dios.

Dios es un Dios de orden, y quiere que los matrimonios sean exitosos, por eso ha puesto orden en el hogar.

Iguales ante Dios, iguales ante la ley, pero con funciones diferentes.

El varón no es más importante que la mujer, decir esto sería mentira, pero tiene una función diferente la de guiar espiritualmente el hogar.

 

Ejemplo del Ajedrez.- La reina es la pieza más eficaz se  mueve en todas direcciones y, ninguna es como ella, pero si se mata al rey pierdes la partida.

La idea del mundo es matar al rey porque así destruye el matrimonio, y una vez el matrimonio está destruido es fácil destruir a los niños.

El hombre ha de tomar el papel que Dios le dio como autoridad espiritual en el hogar.

Si el marido no es cristiano este lugar lo tomará la esposa.

Si ninguno de los dos es cristiano y es posible, lo tomarán los abuelos “Por tanto, guárdate, y guarda tu alma con diligencia, para que no te olvides de las cosas que tus ojos han visto, ni se aparten de tu corazón todos los días de tu vida; antes bien, las enseñarás a tus hijos, y a los hijos de tus hijos.” (Deuteronomio 4:9)

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar