Dos maneras de hablar de Dios

 

 “Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos. 2 Un día emite palabra a otro día, Y una noche a otra noche declara sabiduría. 3 No hay lenguaje, ni palabras, ni es oída su voz. 4 Por toda la tierra salió su voz, y hasta el extremo del mundo sus palabras. En ellos puso tabernáculo para el sol; 5 y éste, como esposo que sale de su tálamo, se alegra cual gigante para correr el camino. 6 De un extremo de los cielos es su salida, y su curso hasta el término de ellos; y nada hay que se esconda de su calor. 7 La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; el testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo. 8 Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón; el precepto de Jehová es puro, que alumbra los ojos. 9 El temor de Jehová es limpio, que permanece para siempre; los juicios de Jehová son verdad, todos justos. 10 Deseables son más que el oro, y más que mucho oro afinado; y dulces más que miel, y que la que destila del panal. 11 Tu siervo es además amonestado con ellos; en guardarlos hay grande galardón. 12 ¿Quién podrá entender sus propios errores? Líbrame de los que me son ocultos. 13 Preserva también a tu siervo de las soberbias; que no se enseñoreen de mí; entonces seré íntegro, y estaré limpio de gran rebelión. 14 Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, oh Jehová, roca mía, y redentor mío” (Salmo 19)

 

El salmo 19 nos muestra dos maneras diferentes de revelación de Dios para el ser humano.

Dos formas distintas por las cuales Dios nos habla.

Una es a través de la creación y la otra a través de su palabra, la Biblia.

Primera parte del Salmo

V.1.- “Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos”.

La magnificencia de la creación habla a gritos diciéndonos la gloria de Dios.

El poder de Dios es manifestado por el universo inmenso que un día fue creado por la boca de Dios.

 “En el principio creó Dios los cielos y la tierra” (Génesis 1:1) La creación fue realizada a golpes de palabra de la boca de Dios “Y dijo Dios” (V.3, 6, 9, 11, 14, 20, 24, 26).

La palabra de Dios tiene poder creador.

El habla y las cosas son hechas.

V.2.-Un día emite palabra a otro día, y una noche a otra noche declara sabiduría”.

Lo que vemos de día (aves, montañas, nubes, sol, etc.) habla del poder de Dios y lo que vemos de noche (luna, estrellas) nos hablan también del poder de Dios.

No hay escapatoria, tanto de día como de noche Dios está hablando por su creación.

V.3.-No hay lenguaje, ni palabras, ni es oída su voz”.

Nadie habla, ningún predicador dice nada, solo lo creado cuenta que lo que existe es resultado del poder de Dios.

V.4.-Por toda la tierra salió su voz, y hasta el extremo del mundo sus palabras. En ellos puso tabernáculo para el sol”.

“Los sonidos del silencio”, no se oyen, pero son atronadores a los oídos humanos.

Sale por toda la tierra la voz de Dios sin que Dios esté hablando ningún lenguaje, sino el de sus hechos.

La palabra de Dios es transmitida por la creación.

V.5-6.- Nos habla del sol, y nos dice como recorre los cielos.

La segunda parte del salmo

Nos habla de la otra manera de hablar de Dios, a través de su palabra.

V.7.-La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; el testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo”.

“Es perfecta” La palabra de Dios es perfecta, no tiene errores.

A veces puede parecer que hay contradicciones, pero esto viene por no conocer la Biblia, ni su fondo histórico, el fondo cultural, el idioma, o cualquier otra cosa, pero cuando entendemos mejor el asunto comprendemos que es perfecta.

“Nadie puede entender que se meta un camello por el ojo de una aguja, a no ser que sepa que en arquitectura hay unas puertas pequeñas que se llaman agujas”.

Cualquier contradicción bíblica si se estudia en profundidad se comprueba que no lo es.

“Convierte el alma” La persona que se convierte ha dado el primer gran paso, pero esto es un proceso.

El alma tiene que convertirse, cambiar, dejar los malos hábitos y costumbres y esto se hace a través de la palabra de Dios.

“Fiel” No va a fallarle.

“Hace sabio al sencillo” si obedece la palabra de Dios será sabio aunque no tenga grandes estudios.

V.8.- “Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón”.

“Son rectos” por esto si obedeces la Biblia vas por el camino recto.

Lo recto no es ni tu opinión, ni lo que te dicen los políticos, no lo que dice el mundo, lo recto es la Palabra de Dios.

“Alegran el corazón” Cuando obedecemos lo que Dios nos dice vamos a estar alegres y gozosos.

V.9.- “El temor de Jehová es limpio” Temor es respeto, es deseo de serle fiel, es deseo de conocer la palabra de Dios y obedecerla.

Tomarse lo de Dios en serio es “temor de Jehová”

“Los juicios de Jehová son verdad” Lo que Dios dice y dictamina es verdad “Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad” (Juan 17:17).

V.10.- “Deseables más que el oro… y dulce más que la miel”.

Si amas tu vida desearás la palabra como al oro o como los mejores alimentos.

V.11.- “Tu siervo es además amonestado con ellos; en guardarlos hay grande galardón”.

“Amonesta” Corrige y nos muestra que hemos de hacer.

El cristiano es alguien que se deja amonestar por la palabra de Dios.

El cristiano es alguien que está dispuesto a cambiar.

“En guardarlos hay grande galardón” Hay recompensa para todo el que obedece la palabra de Dios.

V.12.- “¿Quién podrá entender sus propios errores? Líbrame de los que me son ocultos”

Los errores se entienden cuando se estudia y medita en la palabra.

“Los que me son ocultos” La revelación de Dios no llega a todos los rincones de la vida.

Somos una raza caída y hay muchas cosas que no entendemos aunque leamos la Biblia.

Lo que hoy está oculto mañana estará claro, pero ahora pidamos la misericordia de Dios librándonos de los errores que no vemos.

V.13.- “Preserva también a tu siervo de las soberbias; que no se enseñoreen de mí; entonces seré íntegro, y estaré limpio de gran rebelión”.

“Las soberbias” son unas grandes enemigas de la palabra de Dios.

El corazón con altivez no va a entender la voluntad de Dios ni viendo los cielos ni leyendo la Biblia.

La soberbia produce rebelión.- La rebelión es creerse que uno va a ocupar un lugar no que no le corresponde.

Coré quiso el lugar de Moisés.

Usted ha de amar el lugar que Dios le dio, sea humilde y estará protegido de la rebelión.

V.14.- “Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, oh Jehová, roca mía, y redentor mío”.

Tras ver el poder creador de Dios y meditar en la Biblia, uno va a hablar diferente, va a proclamar fe que agrada a Dios.

El poder de dios y la Biblia también van a cambiar nuestra forma de meditar y pensar.

“Oh Jehová, roca mía” La persona que entiende a Dios, que medita en su palabra sabe que Él es su roca.

Si te dejas guiar por la palabra de Dios, si basas tu vida en lo que Él dice en su palabra, estarás sobre una roca que no va a ser conmovida.

Tu vida tendrá la solidez que produce tu cercanía a la palabra de Dios.

“Redentor mío Redimir es “Librar a una persona de una obligación, de un dolor o de una situación penosa” “Conseguir la libertad de una persona o sacarla de la esclavitud mediante el pago de un precio”

La obediencia a la palabra de Dios va a producir una protección de multitud de situaciones dolorosas, y te va a librar de la esclavitud de Satanás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad