Las bendiciones de Dios.

“Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra. 2 Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios. 3 Bendito serás tú en la ciudad, y bendito tú en el campo. 4 Bendito el fruto de tu vientre, el fruto de tu tierra, el fruto de tus bestias, la cría de tus vacas y los rebaños de tus ovejas. 5 Benditas serán tu canasta y tu artesa de amasar. 6 Bendito serás en tu entrar, y bendito en tu salir. 7 Jehová derrotará a tus enemigos que se levantaren contra ti; por un camino saldrán contra ti, y por siete caminos huirán de delante de ti. 8 Jehová te enviará su bendición sobre tus graneros, y sobre todo aquello en que pusieres tu mano; y te bendecirá en la tierra que Jehová tu Dios te da. 9 Te confirmará Jehová por pueblo santo suyo, como te lo ha jurado, cuando guardares los mandamientos de Jehová tu Dios, y anduvieres en sus caminos. 10 Y verán todos los pueblos de la tierra que el nombre de Jehová es invocado sobre ti, y te temerán. 11 Y te hará Jehová sobreabundar en bienes, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia, y en el fruto de tu tierra, en el país que Jehová juró a tus padres que te había de dar. 12 Te abrirá Jehová su buen tesoro, el cielo, para enviar la lluvia a tu tierra en su tiempo, y para bendecir toda obra de tus manos. Y prestarás a muchas naciones, y tú no pedirás prestado. 13 Te pondrá Jehová por cabeza, y no por cola; y estarás encima solamente, y no estarás debajo, si obedecieres los mandamientos de Jehová tu Dios, que yo te ordeno hoy, para que los guardes y cumplas, 14 y si no te apartares de todas las palabras que yo te mando hoy, ni a diestra ni a siniestra, para ir tras dioses ajenos y servirles” (Deuteronomio 28: 1-14)

El pueblo de Dios ha de creer en la provisión y la bendición de Dios.
Dios da lo mejor a su pueblo, el ejemplo más claro es el Espíritu santo, la Biblia, la iglesia, la salvación… Lo mejor.
Dios tiene lo mejor para nosotros, y nada puede impedir esta bendición.
¿Nada? Bueno tu puedes parar lo que Dios tiene para ti.
Si no quiere perder la bendición de Dios ha de:

1.- Oír atentamente la voz de Dios.- (V.1) Cree su palabra, acéptala, abrázala.
La palabra de Dios es vida, léela cada día, créela.
La palabra es la semilla de Dios para poder llenar tu granero.

2.- Obedecerla.- “Poner por obra” No basta con oír, hay que creerla hasta el punto de obedecerla.
Si no la obedeces no la crees, si la crees la obedeces.
La bendición de Dios en esta tierra viene a la gente que le cree y le obedece.
No hay secreto, no hay nivel de revelación espiritual superior (como ocurre en las sectas), nada de eso funciona, la bendición de Dios viene a un pueblo que le obedece.

¿Cuáles son las bendiciones de la obediencia?

1.- “Te exaltará sobre todas las naciones”.- ¿Qué hubiese ocurrido si Israel hubiese obedecido siempre? ¿Si no hubiese adorado a otros dioses? ¿Si no hubiese levantado lugares altos? ¿Si Dios no hubiese tenido que mandar a profetas para amonestarlos? ¿Si la iglesia no hubiese sido necesaria porque Israel hubiese obedecido al Dios que le llamó?
Posiblemente el mundo entero sería Israel, el proyecto del corazón de Dios del Pan-Israel sería realidad ahora.
Toda la tierra reconocería a Israel y sería la nación más importante del planeta.
El mesías salvador no solo sería judío, sino que todos los judíos lo reconocerían.
No habrían existido a lo largo de la historia imperios superiores a Israel, ni Grecia, ni Babilonia, ni Roma, ni USA, ni ningún otro.
La desobediencia convierte al número 1 en el último de la fila.
Israel desapareció por 1900 años, y solo apareció en 1948 para que se cumplan las escrituras.

2.- Las bendiciones te alcanzarán.- (V.2) No es preciso que busquemos las bendiciones, estas pelearan por llegar a tu vida.
Las bendiciones se pelearan entre ellas para ser las primeras en alcanzarnos.
Tú no sabrás como, pero las bendiciones llegarán una detrás de otra.

3.- Serás bendito en cualquier lugar.- “Bendito serás tú en la ciudad, y bendito tú en el campo”.

4.- Será bendito el fruto de tu vientre.- Tus hijos.

5.- Serán benditos tus negocios.- Tu tierra, tus ganados, tu artesas de amasar.

6.- Tu entrar y tu salir.- (V.6) Andarás por la calle tranquilo, Dios te protege.
La protección de Dios vendrá a tu vida.
Te protegerá de la gente malvada que quieren dañarte.

7.- Todo lo que toques será bendecido.- (V.8) el mito del rey Midas en comparación con lo que Dios va a hacer contigo se quedará pequeño.
Todo lo que toques será bendecido, Dios busca manos de gente obediente para bendecirlas.

8.- Tu identidad será confirmada.- “Te confirmará Jehová por pueblo santo suyo, como te lo ha jurado, cuando guardares los mandamientos de Jehová tu Dios” (V.9)
Dios te bendecirá para que la gente reconozca que usted forma parte de su pueblo.
La bendición de Dios sobre tu vida no es principalmente para que tenga cosas, sino para que Dios sea glorificado y su nombre sea levantado.

9.- La gente reconocerá que Dios está contigo y te respetará (V.10).- “Y verán todos los pueblos de la tierra que el nombre de Jehová es invocado sobre ti, y te temerán”
Cuando hables la gente te oirá, lo que hagas otros lo imitarán.

10.- Serás cabeza y no cola.- (V.13) Irás delante, marcarás la diferencia.

La clave es la obediencia.
No son los dones del Espíritu Santo, es la obediencia.
Las bendiciones de Dios a veces se ven, otras no, pero al pasar el tiempo todos lo comprobarán.
Vamos a pasar momentos difíciles, duros, pero al final seremos bendecidos por Dios.
El final es glorioso solo hay que obedecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad