“Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. 5 Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. 6 Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo” (I Corintios 12:4-6).

 

1.- Dios siempre está con los suyos:

En el principio creó Dios los cielos y la tierra y con frecuencia venía para tener un encuentro con Adán.

Adán cae, y Dios levanta patriarcas con los que tiene encuentros frecuentes y les revela lo que hay en su corazón.

Dios levanta un pueblo con un libertador al frente al que le revela leyes, costumbres, tradiciones y todo lo que necesita el pueblo para adorar a Dios y vivir el día a día.

Dios se manifiesta a su pueblo a través de profetas, jueces, y él tiene un encuentro constante con el pueblo que creó.

Cuando su pueblo cae, Dios se calla y durante 400 años la boca de Dios está cerrada en este mundo.

Jesús resucita crea la iglesia y Dios no quiere vivir al margen de la iglesia.

El no creó la iglesia y luego se desentendió, sino que continuamente se manifiesta en ella.

Dios quiere manifestarse en la iglesia, quiere que los cristianos lo veamos moverse entre nosotros.

Creemos sin ver, pero porque creemos vemos, y ver lo de Dios es una de las bendiciones de esta dentro del cuerpo de Cristo.

En la iglesia vemos dones, ministerios y operaciones.

 

2.- Dones:

“Hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo”.

Son las manifestaciones del Espíritu Santo. El Espíritu Santo se manifiesta en la iglesia a través de los dones.

Cuando vemos o sentimos uno de los dones, es el Espíritu Santo el que se muestra.

El Espíritu Santo es espíritu, y por eso se manifiesta a través de dones espirituales.

 

3.- Ministerios:

“Hay diversidad de ministerios, pero el Señor”.

“Nadie puede llamar a Jesús Señor, sino por el Espíritu Santo” (V.3).

Es la forma de manifestarse en la iglesia el Señor de la iglesia, Jesucristo.

Jesús se manifiesta en la iglesia a través de los ministerios.

Jesús se hizo hombre de carne y hueso o ahora se manifiesta a través de hombres de carne y hueso.

“Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, 12 a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo” (Efesios 4:11-12).

Jesús vino para servir y los ministerios estamos para servir.

Estamos para serviros para que lleguéis a ser mejores que nosotros mismos.

La palabra que se traduce como ministerios es “diaconía” así que hay que considerar a los cinco ministerios y a los diáconos al mismo nivel, ya que todos servimos.

Los ministerios sirven en lo espiritual y los diáconos en lo material. Estamos para servir.

 

4.- Operaciones:

“Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo”.

Es la forma de Dios Padre de manifestarse en la iglesia.

“Porque Jehová se levantará como en el monte Perazim, como en el valle de Gabaón se enojará; para hacer su obra, su extraña obra, y para hacer su operación, su extraña operación” (Isaías 28:21).

La inmersión del Padre en la tierra tiene un componente extraño, ya que nos sorprende y no lo entendemos.

Es sorprendente todo lo que el Padre hizo con Israel: Abrir el Mar Rojo, mandar maná, caer fuego del cielo, hacer que se caigan los muros de Jericó, etc.

El Padre en la actualidad continua haciendo operaciones extrañas en la iglesia, en el libro de Hechos vemos algunas:

Muerte de Ananías y Safira, ceguera de Elimas el mago. Cosas extrañas que uno lee y se sorprende que estén en el Nuevo Testamento.

Son operaciones extrañas que no están para que las entendamos sino para que nos sorprendamos viendo el mover poderoso del Padre en la iglesia.

Las operaciones de Dios Padre vienen a poner orden cuando por lo que sea la desviación se vuelve peligrosa.

Sus sorprendentes operaciones son grandes lecciones de la santidad de Dios, y de como Él quiere que la iglesia vele por ella.

También podemos incluir en las operaciones del Padre la liberación de demonios.

“Que hace todas las cosas en todos” Las operaciones de Dios también están actuando de forma silenciosa, haciendo todas las cosas en todos. Dios con su energía realiza multitud de cosas que no vemos, y Él trabaja en nuestras vidas produciéndonos bendición y provecho.

Sin las operaciones de Dios no podemos entender en avance de la iglesia.

 

5.- La trinidad se mueve en la iglesia:

El Espíritu santo con los dones, Jesús con los ministerios, y el Padre con las operaciones.

Dios al completo está involucrado en el buen desarrollo de la iglesia.

Dios se preocupa por la bendición y el avance de la iglesia.

La iglesia no está sola, está dirigida, protegida y tutelada por Dios.

 

6.- “Uno Mismo”:

El Espíritu es el mismo. – No actúan otros espíritus.

Jesús es el mismo. – No actúan otros señores.

El Padre es el mismo. – No actúan otros dioses.

Todo es obra de Dios mismo, de un mismo Señor y de un mismo Espíritu.

El creador de los cielos y de la tierra se involucra y no deja que nadie ocupe su lugar.

“No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso” (Éxodo 20:5).

Dios es un Dios celoso que está empeñado en hacer el solo la obra en la iglesia. Por esto manda dones, ministerios y realiza operaciones.

 

7.- Espera lo de Dios:

Los dones, los ministerios y las operaciones están vigentes, y Dios quiere que se manifiesten en su iglesia, espéralas en tu vida, anhela los dones, deja que Dios te use en los ministerios y pídele a Dios que te sorprenda con sus operaciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad