Encomienda de Dios

“Ve, y reúne a los ancianos de Israel, y diles: Jehová, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, me apareció diciendo: En verdad os he visitado, y he visto lo que se os hace en Egipto; 17 y he dicho: Yo os sacaré de la aflicción de Egipto a la tierra del cananeo, del heteo, del amorreo, del ferezeo, del heveo y del jebuseo, a una tierra que fluye leche y miel. 18 Y oirán tu voz; e irás tú, y los ancianos de Israel, al rey de Egipto, y le diréis: Jehová el Dios de los hebreos nos ha encontrado; por tanto, nosotros iremos ahora camino de tres días por el desierto, para que ofrezcamos sacrificios a Jehová nuestro Dios. 19 Mas yo sé que el rey de Egipto no os dejará ir sino por mano fuerte. 20 Pero yo extenderé mi mano, y heriré a Egipto con todas mis maravillas que haré en él, y entonces os dejará ir. 21 Y yo daré a este pueblo gracia en los ojos de los egipcios, para que cuando salgáis, no vayáis con las manos vacías; 22 sino que pedirá cada mujer a su vecina y a su huéspeda alhajas de plata, alhajas de oro, y vestidos, los cuales pondréis sobre vuestros hijos y vuestras hijas; y despojaréis a Egipto” (Éxodo 3:16-22).

 

Continuamos con el encuentro entre Dios y Moisés en el Sinaí.

Después de decirle Dios cual es su nombre, ahora le da instrucciones acerca de lo que tiene que hacer.

 

1.- Dios se nos manifiesta para que actuemos.

No existe en le mente de Dios entretener a la gente, sino encomendar a la gente para que pasen de tener vidas normales a tener vidas sobrenaturales.

Dios quiere darte una encomienda especial, no quiere que vivas como lo hace el resto de la gente, no quiere que continues viviendo como lo hacías hasta ahora, Dios tiene un destino glorioso para ti y va a decirte como tienes que hacerlo, busca su voluntad.

 

2.- Antes no tenía autoridad, ahora sí.

“Ve, y reúne a los ancianos de Israel, y diles” (V.16).

40 años atrás no podía reunir a nadie, solo le quedó la opción de huir.

El trato de Dios en nuestras vidas nos da autoridad.

La autoridad no viene del cargo, no viene de la altivez, no viene de los títulos, la autoridad viene del trato de Dios en nuestras vidas.

Cuando Dios trabaja en alguien, las mejorías que Dios le hace le dan autoridad en el Reino de Dios.

 

3.- Dios ve lo que nos pasa.

“Y he visto lo que se os hace en Egipto” (V.16).

Dios ve, aunque nosotros no veamos que ve.

No hay situación, por dura que parezca, que no esté bajo la mirada de Dios.

No te desesperes, Dios está mirando.

Deja que Dios actúe, el está contigo y va a levantar tu cabeza.

 

4.- Dios nos saca.

“Yo os sacaré de la aflicción de Egipto a la tierra del cananeo, del heteo, del amorreo, del ferezeo, del heveo y del jebuseo, a una tierra que fluye leche y miel” (V.17).

Antes Moisés había hecho sus planes y fracasó, ahora Dios es el que planifica y va a tener éxito.

Tus planes no tienen naca que hacer frente a los de Dios.

Busca el plan de Dios y desecha los tuyos.

El plan de Dios es pasarnos de la tierra de esclavitud a la tierra que fluye leche y miel.

 

5.- Dios nos liberta para que le sirvamos.

“Nosotros iremos ahora camino de tres días por el desierto, para que ofrezcamos sacrificios a Jehová nuestro Dios” (V.18).

Cuando Dios nos liberta es porque está buscando un pueblo que le sirva y le adore.

Hay gente que viene a la iglesia cuando tiene problemas, y cuando se les resuelve dejan de asistir.

Dios no te liberta para que no tengas problemas, los problemas es algo que todos vamos a tener en la vida, Dios te liberta para que le sirvas.

Solos sirviendo a Dios encontraremos la verdadera libertad.

 

6.- Dios los manda a una misión que va a fracasar.

“Mas yo sé que el rey de Egipto no os dejará ir sino por mano fuerte. 20 Pero yo extenderé mi mano, y heriré a Egipto con todas mis maravillas que haré en él, y entonces os dejará ir” (V.19-20).

Dios los manda a una misión que Él sabía que iba a ser un fracaso “no os dejará ir”.

Dios se especializa en mandarnos a situaciones imposibles.

(Templo para mil personas en pino Montano, 100 iglesias)

Si hay algo que tu puedes hacer puedes pensar que es gracias a tu habilidad, pero si es algo imposible para ti, entonces solo puedes darle gloria a Dios.

Dios nos manda a situaciones imposibles para que veamos su poder y le demos gloria.

Van a venir muchas situaciones imposibles a tu vida, son para que veas el poder de Dios.

Se necesitan situaciones imposibles para que Dios haga milagros.

 

7.- El obrero es digno de su salario.

Y yo daré a este pueblo gracia en los ojos de los egipcios, para que cuando salgáis, no vayáis con las manos vacías; 22 sino que pedirá cada mujer a su vecina y a su huéspeda alhajas de plata, alhajas de oro, y vestidos, los cuales pondréis sobre vuestros hijos y vuestras hijas; y despojaréis a Egipto” (V.21-22).

Durante todas sus vidas habían trabajado sin recibir paga, eran esclavos.

Dios no puede dejar eso así, tiene que hacer que la justicia se haga en sus hijos.

Se fueron de Egipto, pero cobraron el finiquito y todas las nóminas atrasadas.

He conocido a hermanos que lo han pasado muy mal en su trabajo y luego Dios les dio un trabajo mucho mejor trabajando menos y cobrando más.

Sé fiel a Dios y Dios va a recompensarte con lo que te mereces y más.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad